FOTOS Y REPORTAJES DE CIUDADES DE EL SALVADOR

Inicio

Panchimalco, San Salvador

Publicado el 1 Ee abril Ee 2013 a las 6:20 Comments comentarios (0)



Panchimalco es un municipio del departamento de San Salvador, ubicado a 17 Km de la capital y se encuentra a 545 msnm; según el censo oficial de 2007 tiene una población de 41,260 habitantes. Panchimalco posee un área de 89.97 Km²; limita al norte con los municipios de San Salvador y San Marcos, al sur con La Libertad, al este con Olocuilta y Santo Tomás y al oeste con Rosario de Mora y Huizucar.




Administrativamente el municipio de divide en 5 barrios, 14 cantones y 65 caserios; en el área urbana se divide en los barrios El Centro, San José, El Calvario, San Esteban y Concepción: sus cantones son Amayón, Azacualpa, El Cedro, El Divisadero, El Guayabo, Loma y Media, Los Pajales, Los Palones, Los Troncones, Panchimalquito, Planes de Renderos, Quezalapa, San Isidro y Las Crucitas.




Los ríos principales de la localidad son el Muerto o Cuitapán, Tihuapa y Huiza. En su orografía destacan lo cerros Chulo, El Candelero, Guayuma o Chanchate. Su clima es fresco, su vegetación consiste en un bosque húmedo subtropical y tropical, incluye las especies: ceiba, maquilishuat, conacaste, pino, laurel, ciprés, cedro, café, amate y frutales.




HISTORIA DE PANCHIMALCO

Orígenes y Etimología

 



Panchimalco es una población de origen precolombino y fue fundada por emigrantes toltecas (yaquis o pipiles) a raíz de la dispersión o éxodo de los pueblos nahoas en el undécimo o duodécimo siglo de la Era Cristiana. En idioma nahuat, Panchimalco significa literalmente "Lugar de escudos y banderas" y metafóricamente  "La fortaleza", pues proviene de los vocablos pant, bandera; chimal, escudo y co, sufijo locativo.




Por su situación geográfica, en el fondo de una abrupta hondonada limitada por las escarpadas fallas geológicas, Panchimalco constituyó en los tiempos de la gentilidad, una verdadera e inexpugnable fortaleza.



 

Época Colonial




En 1550 tenía 300 habitantes y era pueblo de encomienda que perteneció a la Real Corona española. En 1740, según el alcalde mayor de San Salvador, don Manuel de Gálvez Corral, Santa Cruz Panchimalco tenía 310 indios tributarios o jefes de familia, o sea alrededor de mil 500 almas. En 1770, conforme los autos de visita de monseñor Pedro Cortés y Larraz, esta población era aneja al curato de San Jacinto y contaba con 2197 habitantes repartidos en 500 familias.




El cura párroco de San Jacinto , presbítero Joseph Díaz del Castillo, dijo a su Señoría Ilustrísima que "el idioma que se habla generalmente es el castellano y algunas indias de Panchimalco el mexicano (náhuatl); pero la verdad es -comentó Cortés y Larraz- que el idioma materno es el mexicano (náhuatl) y el que comúnmente hablarán los indios e indias por más que entiendan el castellano, principalmente en los pueblos de Panchimalco y Huizúcar, en donde no hay ladinos".




Por aquella época, había en Panchimalco una escuela curial a cargo de un maestro competente, a la que asistían de ordinario unos 25 alumnos. En 1786, la población ingresó al partido de San Salvador.




El corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa califica a Panchimalco, en 1807, de "Pueblo de indios de los más considerables... Su población es de 2624 indios y 12 ladinos, dedicados los primeros a la pesca y todos al cultivo de maíz, semillas y alguna crianza de ganado".



Sucesos posteriores




Perteneció al departamento de San Salvador del 12 de junio de 1824 al 28 de enero de 1835 y al Distrito Federal de la República de Centro América del 28 de enero de 1835 al 30 de julio de 1839. A partir de esa fecha volvió a formar parte del departamento de San Salvador, en el distrito sur de San Salvador.




En un informe municipal de Panchimalco de 20 de noviembre de 1860, aparece con 2602 habitantes. "La población es irregular - dice ese documento - ; no hay más que una calle de Norte  a Sur, pues aunque quisieran hacer otras no da lugar a ello la mala topografía del terreno. Hay en toda la población 333 casas de paja y 80 de teja".




“Edificios públicos se encuentran una iglesia de teja de 50 varas de latitud y veinte de longitud, cuya hermosa fachada demuestra la senectud del edificio. También hay otra Iglesia del Calvario, de treinta varas; una casa conventual con sus dos cocinas; un panteón nuevamente construido de doscientas varas de circunferencia; un cabildo abierto de teja que sirve de juzgado de paz y alcaldía municipal; una casa pajiza a donde llegan diariamente, a recibir el aprendizaje, cuarenta y seis niños. La lengua genérica es el náhuat; aunque todos hablan el castellano, esto es rara vez y malamente".




"Visten - agrega el citado informe municipal - calzoncillo y cotón, hilada y hecha la tela por las mujeres, las cuales al tejer le hacen varias figuras caprichosas de hilo nácar. Así el cotón como el calzoncillo llevan estos dibujos y cosidos con hilo nácar. Jamás cosen con hilo blanco y además ribetean el cotón, de la manga y del escote con listón verde, negro, azul o nácar, que en esto hay variedad de gustos. De donde queda el calzoncillo a donde llega el cotón hay una distancia de una cuarta, cuyo espacio procuran cubrir con un pañuelo y ceñidor que llevan atados a las caderas, hilada y hecha también la tela por las mismas mujeres, de distintas figuras y colores. Lo general es negro, iscaco (color café claro), amarillo, morado y nácar. Es de advertir que las mujeres no tejen en el telar que nos es conocido, sino en unos palitos que para este fin atan con astucia y los sujetan con un mecapal; y amarrándoselos a la cintura, sentadas de plan (como dicen) ejecutan el trabajo.




Los nombres de los palitos son: el que sirve de recoger la ropa, que es  el que va atado a la cintura, se llama anuasti; los que llevan la obiadura y sirven de entreabrir la tela para meter el hilo que trama, chifiotes; el que hace las veces de peine para apretar la ropa, susupaste; y al conjunto de estos palitos, se les da el nombre de huxtacuaguit. Las mujeres visten una sola enagua y el huipil sólo lo usan para ir a la iglesia. De rebozo o tapadera llevan un pañuelo de los que ya hemos mencionado. La enagua es de negro y nácar. Todas se ponen las cabezas adornadas con grandes rodetes de listón y forman por delante un pequeño encadenado de un mismo modo.




En el mismo documento se consigna que las tierras ejidales de Panchimalco excedían a las 38 caballerías y que los títulos de ellas fueron conferidos por el rey de España en el año de 1683. Por ley del 28 de enero de 1865, Panchimalco entró a formar parte del distrito del Sur o de Santo Tomás.



Título de villa




Durante la administración del doctor don Rafael Zaldívar y por decreto legislativo de 7 de febrero de 1879, se confirió el título de villa al pueblo de Panchimalco, justa distinción a la que se hizo acreedor "por el gran número de sus habitantes y por su progreso moral y material".




En 1890 tenía 4400 almas. El 7 de abril de 1894 la aldea de El Rosario, de la jurisdicción de Panchimalco se erigió en el pueblo con el nombre de Rosario de Mora. Para formar su jurisdicción se le segregaron a Panchimalco, además, los valles de Loma y Media, Carrizal y San Simón.




Por decreto legislativo del 6 de abril de 1897, se segregó de la jurisdicción de Rosario de Mora y se incorporó en la de Panchimalco nuevamente la aldea de Loma y Media. Por Ley de 26 de mayo de 1920, la aldea de Loma y Media volvió a pasar a la jurisdicción de Rosario de Mora, para retornar a la de Panchimalco por Ley de 16 de agosto de 1920.




La Asamblea Legislativa decretó, el 21 de septiembre de 2000, elevar de la categoría de villa, que ostentaba Panchimalco desde el Siglo XIX, a la de ciudad, por contar con un determinado número de habitantes (más de 50 mil) y haber alcanzado cierto grado de desarrollo social. (Poseer Unidad de Salud, escuela, puesto policial).

 



Entre las actividades económicas del municipio se encuentran el cultivo doméstico de granos básicos, hortalizas y frutas; además de crianza de ganado vacuno, caballar, porcino, y aves de corral. Existen fábricas de ladrillo y teja, estructuras metálicas, y elaboración de artesanias. Panchimalco cuenta con farmacias, pupuserías y tiendas, entre otros.

 



En Panchimalco se localizan algunos sitios de interés muy visitados; estos son el Parque Balboa, Parque de la Familia y la Puerta del Diablo, ubicados en el cantón Planes de Renderos; en su zona urbana es muy visitada su Iglesia de la Santa Cruz de Roma.




Este templo fue construido alrededor del año 1730 por los nativos, dirigidos a su vez por frailes religiosos. Su fachada es barroca y mide 40 metros de longitud por 18 de ancho. Su bóveda es reforzada por 16 columnas de madera de bálsamo.




Panchimalco tiene dos grandes fiestas en el año. Las fiestas patronales que se celebran entre 1 al 14 de septiembre, (siendo los días principales el 13 y 14) en honor de la Santa Cruz de Roma y el segundo domingo de mayo tiene lugar la festividad más popular y colorida llamada “Feria cultural de las flores y las palmas” o simplemente “Procesión de las palmas” en honor de la Virgen María, festividad a cargo de la “Cofradía de las flores y las palmas”. En ella los asistentes portan palmas de coco que llevan insertadas flores de temporada. La multitud parte desde tres puntos de la localidad cargando imágenes de la Virgen María. El evento culmina en una misa en la iglesia colonial. Panchimalco es muy rico en actividades religiosas que incluyen varias cofradías en honor de diferentes Santos. En la Iglesia de Los Planes de Renderos celebran fiesta patronal en honor a San Antonio de Padua los días 12 y 13 de junio.



Iglesia San Antonio de Padua, Planes de Renderos



Para llegar a Panchimalco desde San Salvador debe tomar la Ruta 117 en el centro de la capital; si va en vehículo debe viajar por la carretera al aeropuerto y luego desviarse hacia esta ciudad; llega a Planes de Renderos y luego por carretera de asfalto viaja a la ciudad.




Desde lo alto de la Puerta del Diablo puede ver una vista impresionante de esta ciudad y tomar aire fresco; visite Panchimalco, comparta con su gente sus tradiciones, visite sus centros turísticos, conozca de la cultura de El Salvador.



Fuentes:

  1. Wikipedia
  2. Libro: El Salvador: Historia de sus pueblos, villas y ciudades, Jorge Lardé y Larín. Biblioteca de Historia Salvadoreña. Segunda edición 2000; p. 331 a 333
  3. elsalvador.com
  4. Documento: Plan de Competitividad Municipal de Panchimalco 2012 - 2016, USAID, febrero de 2012

Santo Domingo de Guzman, Sonsonate

Publicado el 21 Ee enero Ee 2013 a las 0:05 Comments comentarios (1)



Santo Domingo de Guzmán es un municipio localizado en el departamento de Sonsonate. De acuerdo al Censo de Población y Vivienda de 2007 tiene 7,055 habitantes. Limita al norte con los municipios de San Pedro Puxtla (Ahuchapán) y Santa Catarina Masahuat; al sur con Acajutla; al este con San Antonio del Monte y Sonsonate y al oeste con Guaymango (Ahuachapán).




El municipio cubre un área de 27,92 km² y su cabecera tiene una altitud de 180 msnm. El poblado se caracteriza por la producción de comales y ollas. En su zona urbana posee los barrios El Calvario, El Centro y El Rosario; en su zona rural posee cuatro cantones que son El Carrizal, El Caulote, El Zope y El Zarzal.




HISTORIA DE SANTO DOMINGO DE GUZMAN, SONSONATE

Orígenes y etimología




Esta antiquísima población fue fundada y habitada desde los tiempos precolombinos por indios yaquis o pipiles. Su nombre autóctono, Huitzapan, quiere decir en legua náhuat "río de las espinas", ya que proviene de huitz, espina, y apan, río. No ocupó el primitivo Huitzapan el paraje donde hoy se encuentra, sino un sitio ubicado al Norte, en donde se localizan con frecuencia objetos del arte arcaico y otros vestigios arqueológicos.

   


Época colonial




En 1572 este pueblo fue dado en doctrina a los monjes del convento de Santo Domingo de Sonsonate, religiosos que lo colocaron bajo la advocación de Santo Domingo de Guzmán, cuya solemnidad litúrgica celebra la Iglesia Católica el 4 de agosto de cada año.




En 1770, según el arzobispo don Pedro Cortés y Larraz, era pueblo anejo de la parroquia de Nahuizalco y el único de ese curato donde no había escuela ni de doctrina ni de primeras letras. Contaba, entonces, con 64 familias de indios con 146 personas, las que hablaban el idioma náhuat, pero también entendían y hablaban el castellano. Durante toda la colonia fue pueblo de la provincia de los Izalcos o alcaldía mayor de Sonsonate.

 


Sucesos posteriores




El 12 de junio de 1824 quedó incorporado en el distrito y departamento de Sonsonate, unidades administrativas a las que ha pertenecido desde esa fecha. En un informe municipal de Santo Domingo, de 22 de agosto de 1859, aparece con 614 habitantes. "Número de casas dice ese documento-, ciento veintiocho, seis de teja inclusive la del cabildo, iglesia, convento y escuela; el resto de paja de sabana, las cuales todas son embarradas de paredes sencillas.




Usan una sola puerta porque son muy celosos". "Curas han sido interinos; por ahora existe administrando este pueblo como encargado, el Presbítero Don Ireneo Antonio Recinos, que asiste cuando se le llama a las funciones eclesiásticas que son las principales, en todo el año, nueve: la de Santo Domingo, el 4 de agosto, Corpus, la Cruz, el Rosario y otras subalternas". "La iglesia --dice en otra parte el citado informe municipal es bastante lucida con buenos altares, ornamentos, alhajas de plata y oro y buena ropa". En 1890 tenía 1,026 habitantes.




Actualmente Santo Domingo de Guzmán se encuentra entre los municipios a considerar como de alto potencial turístico debido a la riqueza en rios, quebradas y elevaciones montañosas; existe un Comité turístico con el que se pueden hacer caminatas a varios senderos, siendo el principal la visita a La Poza Encantada, para lo cual deben hacerse trámites con anticipación.




Posee calles de asfalto y adoquinadas, diversas pendientes y una plaza central donde se encuentra la Iglesia Parroquial, una estructura de adobe y bahareque que ha sufrido daños y remodelaciones, al momento su techo es de lámina, posee un bello altar principal con retablos e imágenes antiguas.

 



Una de las actividades principales de Santo Domingo de Guzmán son las artesanías, entre uno de sus talleres se encuentra el Taller Losgemelos de la familia García, quienes refieren aprendieron este arte de sus ancestros, además se destacan por hablar el idioma náhuatl, lengua que según ellos actualmente es enseñado en las escuelas de la ciudad con el objetivo de no dejar perder esta lengua.

 



 La población de Santo Domingo de Guzmán es muy religiosa, se practica el cristianismo predominando la religión católica, celebran sus fiestas patronales del 30 de julio al 8 de agosto en honor a Santo Domingo de Guzmán; antes estas fiestas se celebraban hasta el 5 de agosto, pero oor decreto de la Diócesis de Sonsonate, desde 2010 llega hasta el 8 de agosto.




Para llegar a Santo Domingo de Guzmán puede hacerlo tomando la carretera hacia Sonsonate, pasar de esta cabecera departamental hasta San Antonio del Monte y luego por carretera pavimentada llegar a esta ciudad, tomando la ruta hacia San Pedro Puxtla.




Visite Santo Domingo de Guzmán en Sonsonate, sus lugares turísticos, sus talleres de artesanías, su antigua Iglesia, la lengua nativa y comparta en sus fiestas, otro municipio que usted debe conocer en El Salvador.

 


 

Fuentes:

  1. Wikipedia
  2. FISDL
  3. elsalvador.com

Bendicen Proyecto "Hogar Santa Marta" en Tonacatepeque

Publicado el 14 Ee enero Ee 2013 a las 0:10 Comments comentarios (0)

You need Adobe Flash Player to view this content.



El día de ayer domingo 13 de enero a las 9.30 AM se celebró la Eucaristía en el templo de la Iglesia El Calvario de Tonacatepeque, con la intención especial de bendecir el terreno donde se iniciará, desde el día lunes 21 de este mes, la construcción del nuevo Hogar de Ancianos Santa Marta, obra que según las palabras del Presbítero Víctor Leiva es de todos, no solamente de la Parroquia San Nicolás Obispo.




En dicha ceremonia el Sacerdote pidió bendiciones a Dios por la obra que está a punto de iniciar, por los pobladores dentro y fuera del país que han apoyado este esfuerzo, por organizaciones, empresas y otras entidades quienes se han preocupado por brindar su aporte a esta obra de caridad para los más necesitados; al mismo tiempo agradeció a las autoridades municipales, quienes facilitaron la terracería del terreno.




El Padre Víctor explicó que hubo 15 días de evaluación sobre las propuestas de comprar la casa donde actualmente funciona el Hogar de Ancianos o construir una nueva, se analizaron beneficios y posibilidades reales de la Parroquia para acceder a cada una de las mismas, dicha decisión fue sometida a votación en el Consejo Parroquial, votando casi el 90% de los miembros a favor del proceso de construcción; mencionó que el poder divino de Dios se hace presente mediante el trabajo de los feligreses, pues hace tan solo un año se abrió una cuenta de ahorro con $200.00 y en ese periodo se ha logrado completar una cantidad que es la mitad de lo calculado para dicho proyecto; debemos trabajar unidos para culminar con éxito dicha obra, pues como dijo el Padre Víctor: “La Casa Santa Marta se debe convertir en el altar donde le ofrezcamos el mejor culto a ese Dios hecho pobre, hecho enfermo, hecho necesitado”.




Las ventajas de construir el nuevo Hogar Santa Marta radican en el hecho de acondicionar la vivienda a las necesidades de los ancianos, contar con facilidades para desplazamiento, sistemas de seguridad, plataformas para sillas de ruedas, adaptación de las habitaciones y baños, una clínica asistencial, cisterna, áreas verdes, entre otras.




Durante la procesión de dones, fueron entregados al Sacerdote además los planos, un Rosario que simboliza la unión de todos; herramientas y materiales de construcción, simbolizando la entrega del éxito de este proyecto a Dios, manifestándose en la piedra angular que es Jesucristo.




Al final de la Santa Misa el Padre Víctor, luego de presentar el Comité Pro Construcción del Hogar Santa Marta, pidió a los feligreses hacer una cadena humana, tomados de la mano todos los fieles rodearon el predio donde se construirá el nuevo Hogar Santa Marta, luego de una oración, la obra fue bendecida formando una cruz con agua bendita en el terreno y pidiendo a Dios que bendiga todo trabajo que allí se ejecute, que el Hogar Santa Marta sea signo permanente de la caridad de la Iglesia y de toda persona de buena voluntad, que la obra sea estímulo y desarrolle toda la capacidad que como pueblo tenemos para hacer el bien y que su Espíritu nos eduque para vivir en comunión unos a otros, que seamos responsables de esa ayuda para que se cumpla su voluntad de que nadie pase necesidad y nos libre de toda adversidad para llevar adelante dicha obra.




Queda bendecida esta obra, pronto iniciarán los trabajos de construcción y se hace presente la solidaridad, pues al final del acto algunas personas se presentaron ofreciendo su trabajo y experiencia para ayudar voluntariamente en la misma, entre ellos un electricista, se necesita muchas manos más para que esta obra de caridad sea una realidad, Dios bendiga a quienes han apoyado y seguirán ayudando con este proyecto. Si usted desea ayudar puede comunicarse a la Parroquia al 2322 - 0229 para recibir información.




Fuente:

Las Posadas, Tradicion de Navidad

Publicado el 26 Ee diciembre Ee 2012 a las 0:45 Comments comentarios (0)

You need Adobe Flash Player to view this content.


Vídeo realizado en Tonacatepeque, San Salvador


Las Posadas son una tradición de los pueblos preparándose para el nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, en algunos lugares consiste en salir en peregrinación con las imagenes de la Virgen María y su esposo José y solicitar varias veces, mediante cánticos, ser albergados; rezar un Santo Rosario y al día siguiente repetir la actividad, saliendo desde dicha casa para solicitar posada en otra morada, hasta finalizar un novenario.




Las Posadas son una celebración del culto de la Iglesia Católica Romana previa a la Navidad, típica sobre todo en México, pero también en algunos otros países de América Latina y en los Estados Unidos, que consiste en nueve Rosarios, que van del 16 al 24 de diciembre, llamados en conjunto novenario, en los cuales se remonta el viaje de la Sagrada Familia desde Galilea hasta Belén, así como los 9 meses de la gestación de Jesús.




Las posadas se realizan aún en muchas ciudades de nuestro país, aunque en algunos lugares se están perdiendo; con el objetivo de rescatarlas, en Tonacatepeque desde hace 5 años Yaneth y Doña Refugio, Catequistas de la Parroquia San Nicolás Obispo, las realizan con niños de su grupo de catequesis, quienes son preparados desde meses antes para llevar sus cantos y oraciones de casa en casa, realizar oraciones por ellos, por los habitantes de la vivienda donde son recibidos, por sus familias y por la paz, al final se les reparte unos refrigerios.




Los niños han tomado con seriedad esta actividad, ataviados con trajes de la época representando a la Virgen María y su esposo José, utilizando guitarras, panderetas, maracas, un tambor y aprendiéndose muchos villancicos, entonan diferentes canciones para dar más alegría a esta fiesta en honor al Divino Jesús. Las letanías que entonan al solicitar posada recitan:






En el nombre del cielo os pido posada,

pues no puede andar mi esposa amada


Aquí no es mesón, sigan adelante

yo no puedo abrir, no sea algún tunante


Venimos rendidos desde Nazaret,

yo soy carpintero de nombre José


No me importa el nombre, déjenme dormir,

pues ya les he dicho que no he de abrir


Posada te pide amado casero

por solo una noche la Reina del Cielo


Pues si es una Reina quien lo solicita

¿cómo es que de noche anda tan solita?


Mi esposa es María, es Reina del Cielo

y Madre va a ser del Divino Verbo


¿Eres tú José?, ¿Tu esposa es María?

¡Entren peregrinos, no los conocía!


¡Dios pague señores vuestra caridad

y el cielo los colme de felicidad!


¡Dichosa la casa que alberga este día

a la Virgen Pura, la hermosa María!


Entre santos peregrinos, peregrinos

reciban este rincón

aunque es pobre la morada, la morada,

os la doy de corazón





Las posadas son fiestas próximas a la Navidad que nos hacen recordar las dificultades que pasaron José y María antes de que Jesús naciera, este recuerdo nos debe llevar a reflexionar acerca de nuestra preparación personal para recibir al Niño Jesús, el sentido de la novena es prepararnos para ser mejores personas y abrirle las puertas de nuestro corazón al Salvador.




El caminar por la calle rezando y cantando, nos hace recordar nuestro peregrinar por la vida para evangelizarnos en familia y evangelizar a nuestro paso. La comida y los dulces que se ofrecen hablan del gusto de compartir con los demás la alegría de estar esperando a Jesús que viene a nosotros. Romper una piñata significa el deseo de romper con la vida de pecado y dejarse inundar con los dones de Dios, representados por los dulces o frutas que salen de ella.




Que su corazón sea una morada dispuesta a recibir el nacimiento de nuesto Señor Jesucristo, que Dios sea alojado en su hogar y se quede para iluminar a su familia y conducirlos por el buen camino de amor al prójimo, al necesitado, al que no tiene ropa, casa ni alimento.




Feliz Navidad a todos, que Dios les provea de bendiciones el nuevo año que se avecina!



Fuentes:

  1. Parroquia San Nicolás Obispo, Grupo de Catequesis
  2. Wikipedia
  3. www.ecatolico.com

Festival del Chorizo en Cojutepeque

Publicado el 9 Ee diciembre Ee 2012 a las 0:00 Comments comentarios (0)



Este día se llevó a cabo en Cojutepeque, Cuscatlán, el Primer Festival del Chorizo, la actividad estuvo llena principalmente de gastronomía, ofreciendo diversos platillos propios de la cocina salvadoreña que fueron acompañados de los famosos embutidos de Cojutepeque; butifarras, salchichas, chorizos, salchichones y otras variedades estuvieron presentes para que fueran degustados por propios y extraños.




La actividad inició desde tempranas horas de la mañana, habiendo sido programada oficialmente a las 11 horas, decenas de comerciantes llegaron a la sede ubicada lateral al Parque Rafael Cabrera; el carbón fue encendido, las diversas variedades de carne puestas en las parrillas y el olor fue esparcido por los alrededores, llamando la atención de los visitantes.




Entre los platillos a la venta se tuvo carne de res, de cerdo, pollo y conejo, todos los platillos acomáñados de ensalada, arroz o casamiento, aguacate y chorizos; las opciones fueron diversas y en algunos lugares le ofrecían butifarras y salchichas, todas con deliciosas tortillas tostadas y bebidas diversas.



Entre los visitantes hubo personas de diversos lugares del país, extranjeros y diversos medios de comunicación; en varias tiendas se ofrecía venta de bebidas con y sin licor, mucha gente llegaba en familia buscando compartir un momento ameno y un buen platillo salvadoreño.




Cojutepeque posee diversos lugares donde preparan embutidos, si de llevar se trataba, había variedad de personas ofreciendo sus productos, entre los más buscados por los visitantes se encuentran las famosas butifarras, seguidas de los chorizos y salchichones.




Como toda ciudad salvadoreña no podían faltar las deliciosas pupusas, las variedades tradicionales de frijol, revueltas, queso y chicharrón estuvieron presentes, fueron acompañadas de las pupusas de chorizo, que fueron degustadas por muchos visitantes quienes aseguraron que es otra delicia que debe mantenerse en la mesa y variedad gastronómica nacional; en otras tiendas ofrecían pasteles de chorizo y como siempre la famosa yuca frita.




Otra característica de Cojutepeque que no podía faltar es la venta de sombreros, que fueron ofrecidos por la tradicional Industrias Pichinte; la variedad era amplia y entre los productos, además de los sombreros, tenían artículos para la mesa y productos de cuero, todos a bajo costo.




Por ser primera vez que se desarrolla este evento, no encontramos programa de actividades; aunque se divulgó su inicio a las 11 horas, la inauguración estaba programada, según algunas personas, hasta las 4 de la tarde, se mencionaba la visita a talleres artesanales, las Iglesias de la ciudad y otras actividades que por cuestiones de tiempo no pudimos cubrir; esperamos a futuro esté mejor organizado pensando en los visitantes, para poder asistir a todas las actividades.




De seguro este tipo de eventos debe mantenerse, que quede desde ya en su mente el mes de diciembre para que esta actividad se repita y pueda asistir con toda la familia.

Historia de la Iglesia Colonial de Tonacatepeque

Publicado el 8 Ee octubre Ee 2012 a las 5:35 Comments comentarios (2)

You need Adobe Flash Player to view this content.



No se sabe con certeza la fecha de fundación de la Iglesia Colonial de Tonacatepeque o Parroquia San Nicolás Obispo, pero en sus archivos guarda documentos que datan de mediados de 1700; ubicada al centro de la ciudad, su imponente estructura llama a los fieles al sonido de sus campanas; esta Iglesia ha sufrido muchos daños con los desastres naturales que han obligado a hacerle reparaciones y a la fecha posee defectos en la estructura del techo que le provee alto riesgo, siendo necesario repararla, para lo cual necesita mucha ayuda.




Esta iglesia conserva mucha estructura antigua, pero lo mejor es su interior, con estructuras de madera forjadas con muchos detalles en sus paredes, techos y columnas; altares de madera antiguos, un bello retablo; fachada imponente e imágenes antiguas, algunas pinturas y objetos que son celosamente custodiados por haber sido antes víctima de sacrilegio.




Esta Iglesia, desde mediados del Siglo XVII, era Parroquia que cubría las poblaciones de Tonacatepeque y San José Guayabal; su historia menciona que esta ciudad fue la cuna del Presbítero Juan Ramón Bustillo, del cual no pudimos obtener otros datos. El 19 de enero de 1890, por nombramiento del señor Obispo Don Adolfo Pérez y Aguilar, tomó posesión de las Parroquias de Tonacatepeque y San José Guayabal el Presbítero Santiago Vilanova; el 4 de agosto del mismo año llegó el Presbítero Don Vicente Sandoval, quien por motivos de salud no tenía Parroquia y junto al Padre Vilanova, el 27 de noviembre, comenzaron el Novenario de Misas precedentes a la Fiesta y Romería del Patrón San Nicolás Obispo, siendo alcalde Don Nicolás Hernández.




El 29 de abril de 1891 fue sepultado en la galería parroquial el cadáver de Don Demetrio Romero, cuya licencia de enterramiento fue concedido para seis casas (SIC) por el señor Cárcamo, según consta en el auto de visita el año de mil ochocientos setenta y nueve y confirmado para el presente por el Ilustre Sr. Provisor Don Miguel Vecciotti. Ese mismo año se realizó una reforma completa y ornamentación de todo el Presbiterio; ante lo cual merece especial mención de alabanza el Maestro Don Juan Hernández, por su desinterés en no exigir nada por los planos, dirección y fierros de carpintería para el trabajo; además, se compraron un par de Dalmáticas blancas y media docena de candeleros. Se platearon todas las alhajas, se retocó la imagen de San Nicolás, se compró un cofrón de plata dorado adornado con rubíes por 150 pesos, un par de imágenes doradas por 25 pesos, un juego de campanillas cromáticas por 20 pesos y un cíngulo de seda borlas de oro.




El día 1 de diciembre de 1981, debido a los esfuerzos de la municipalidad y vecinos de esta laboriosa feligresía, después de haber obtenido del Supremo Gobierno la cañería y demás materiales  y habiendo trabajado sin descanso y con la mayor energía y entusiasmo, se introdujo el agua a la plaza pública. En el mismo día se hizo la solemne bendición del agua. Hubo también una solemne Misa de acción de gracias y en ella y con tal motivo predicó el señor Presbítero Don Mariano de Jesús Leiva. El Presbítero Vilanova anota – “La Municipalidad, en reconocimiento a que por mi medio el Señor Ministro de Gobernación y Fomento, mi hermano político el Sr. Dr. Don Fran G. de Machón, concedió gratuitamente el trabajo del ingeniero Sr. Gühel, valorado en 2800 pesos, me obsequió una paja de agua y materiales para el Convento Parroquial, habiendo obsequiado yo el valor de la pila, baño y casa de baño al mismo convento parroquial”.




El 19 de marzo de 1892 se estrenó la imagen de San José, que el Padre Vilanova obsequió a la Parroquia, se celebró dicho día  con mucha solemnidad. Se celebró la Semana Santa y en ella se estrenó la imagen de San Juan. El primer domingo de agosto se estrenó el altar  e imagen de la Virgen del Rosario con solemnidad extraordinaria; el altar lo hizo el maestro Don Manuel Amador y la imagen el escultor don Perfecto Paz. Para dicha imagen obsequió el señor don Brígido Quijada la cantidad de 100$ (pesos), la señora Refugio Cornejo un arbolito de dinero con 15$, que rifado produjo 40$; con eso y otras pequeñas limosnas y suplementos del Padre Vilanova  se completó la suma de 450$ que costó el altar, 25$ la virgen y 20$ el vestido.




El 15 de enero de 1893, se inauguró la Escuela Católica de Niños  conforme al Reglamento Sinodal, el número de alumnos concurrentes era de 70, divididos en 3 grados. El 1 de febrero se inauguró la Escuela Nocturna de Artesanos, el número de alumnos asistentes fue de 63. El 28 de diciembre se realizó el traslado del sacerdote a la Parroquia de Suchitoto.




En 1896, siendo el Párroco el Presbítero Simón Mena, anotó: “El 13 de septiembre cayó un rayo en la cúpula de la portada de la iglesia, causando averías a un lado, atrás de los costados y en la torre del reloj. El daño en la cúpula del frontispicio es de consideración, pues juzgo costará su reparación algunos cientos de pesos”.




El 1 de agosto de 1897, por disposición del excelentísimo Prelado Diocesano, le dio posesión de la Parroquia el cura de Apopa don Gonzalo de Córdova al Sacerdote Alejandro Vives. El 23 de julio de 1898 tomó posesión el Sacerdote Benj Choto, le entregó el Presbítero Alejandro García, quien anota entre el inventario recibido los altares de San Nicolás, Corazón de Jesús, Concepción, del Carmen y del Rosario; una Custodia de plata dorada, 4 campanas; 40 imágenes, entre ellas 3 de San Nicolás (El patrón, uno pequeño y uno chiquito), San José, San Juan, San Sebastián chiquita, Corazón de Jesús, Virgen de Concepción, del Carmen, del Rosario, de Dolores, del Tránsito, Jesús Nazareno, Santo Entierro, cuatro ángeles, animas; menciona las pinturas de Cuadro de animas, crucifijo, Niño Dios, catorce cuadros y San Juan, así como Libros de bautismos de 1796 a 1898. La Romería de San Nicolás no se hizo ese año por que no lo permitieron las circunstancias, ya que en esos días acababa de atravesar la república, con motivo de la ruptura del pacto de Amapala. Esto tuvo lugar el 13 de noviembre en la noche, habiendo encabezado el movimiento el General don Tomas Regalado, actual Presidente Provisorio. El 28 de enero de 1903 se hizo entrega de la Parroquia al Presbítero Don Cecilio Morales. En septiembre 10 de 1904 tomó posesión de la Parroquia el Padre Salvador J. Olmedo. El 30 de julio de 1909 tomó posesión de la Parroquia el Sacerdote J. Arturo Rivas, quien recibió al Padre Olmedo.




El 19 de agosto de 1909 informan del funcionamiento de la Imprenta del Divino Salvador y solicitan al Padre Rivas hacerse cargo del Diario Católico Heraldo del Salvador, este aceptó informando el inicio a luz pública el 15 de septiembre, redactado por el Presbítero Español Eduardo Martínez Balsalabre, habiendo catorce suscripciones al periódico en la ciudad de Tonacatepeque. En los días del 1 al 6 de diciembre tuvo lugar la Romería de San Nicolás, hubo bastante concurrencia de peregrinos, el 5 de diciembre después del solemne rezo en el que se lució un magnifico carro, se cantaron solemnes matinés con magnifica orquesta de más que quince filarmónicos, dirigida por el Maestro Don Buenaventura Santamaría de Suchitoto y con asistencia de varios señores sacerdotes, entre ellos los señores curas de Apopa y Nejapa y el de Acalhuaca. En 1913 el Cura Párroco era Don Lucas Nerio; el 1 de abril de 1915 tomó cargo de la Parroquia el Padre Luis Lebrand, siendo predecesor el Padre Emilio García Moran.




Con la aprobación del señor Arzobispo Don Antonio Adolfo Pérez y Aguilar, se reunió el día 27 de agosto de 1916 y se decidió por unanimidad de votos reconstruir de nuevo la vieja torre del reloj, entregando al tesorero de la mencionada junta, don Joaquín Cortés, la suma de trescientos cinco pesos, como saldo de la última romería de mil novecientos quince, para pagar al contratista don Gabriel Montiel quien se obligó a construir la mencionada torre por la suma de quinientos pesos, el resto fue donado por los feligreses.




El 7 de junio de 1917 un terremoto dañó estructuras de la Iglesia y del convento; el techo del convento necesitaba una completa refacción y se convino con el empresario carpintero don Gabriel Montiel para que se hiciese cargo de la mencionada obra. A la Iglesia hubo que hacerle nuevas reparaciones, se arregló la sacristía y se compuso el techo de la iglesia que el mismo terremoto había dejado en estado calamitoso.




El 31 de diciembre de 1921, el Padre Lebrand entregó al albañil Alberto Campos la suma de quince pesos treinta y siete centavos por la refacción de una parte de la pared que cerca el convento, fue destruida por el temporal del mes de octubre del mismo año.




El 15 de noviembre de 1924,  se recibió un don preciosísimo para la imagen de San Nicolás de parte del Sr. D. A. de Villatore de La Garita, San Salvador. Consiste en una preciosa mitra, una estola y capa de pura plata y oro finísimo del valor de mil liras italianas, fabricado en la ciudad de Milán por consejo del Ilmo. Y Rvmo. Sr. Dr. A. Belloso, Obispo Auxiliar.




El 15 de diciembre de 1926  tomó posesión de la Parroquia el Padre J. Arturo Rivas, sucediendo al Padre Luis Lebrand; durante sus tres años y medio se hicieron, entre otras, las siguientes mejoras: Se hicieron nuevas las 2 torres de la portada, de madera y zinc, mas altas que las antiguas; los terciarios dominicos hicieron el altar de Santo Domingo; se contrató con León Marroquín de Guazapa la pintura y dorado del altar mayor en 350 colones, quedando de darlo para la Romería de 1930; se pidieron dos imágenes de un metro y medio  de altura clase fina, por medio de la Srita. Elisa Borja de la Librería Católica a España, una es del Sagrado Corazón y otra de la Inmaculada concepción, según los modelos elegidos; se mandaron a retocar los 4 ángeles de la iglesia; se forraron en seda blanco los sagrarios del altar mayor, del altar de la inmaculada, el Carmen y San José La Fuente en el interior, lo mismo  que el baldaquino del altar mayor; se compraron, entre otros, los objetos siguientes para la parroquia: una docena de cortinas ancha de punto de 6 varas de largo; 1 docena de cortinas angostas de punto  sencillas de 6 varas y una pequeña de 3 varas (total 13); 1 acetre dorado con su hizopo; 2 virretes; 1 par de vinagreras de vidrio;1 alba, 2 manteles, 1 casulla blanca 1ª clase, 1 almaizal blanco. Obsequiados 3 conopeos nuevos blancos, 2 frontales, uno pintado al oleo y otro bordado en lino, se enviaron dorar los dos cálices, los dos copones y la custodia; se hicieron mejoras en la casa conventual

 


Detalles en el techo de la iglesia



El 25 de mayo de 1930 se hizo entrega de la Parroquia al señor cura de San José Guayabal Presbítero Don José Othmaro Alvarenga, entregó Presbítero J. Arturo Rivas; el 30 de julio el padre Alvarenga se trasladó a residir en esta ciudad. De esa fecha hasta el 30 de julio, se hicieron reparaciones en la Parroquia. El 22 de marzo de 1931 el Padre Othmaro Alvarenga  fue trasladado a la Parroquia de Apastepeque; retomó Padre Alberto R. Duran. El 23 de septiembre de 1932 tomó posesión de la Iglesia por enfermedad del Padre Duran, el Sacerdote Juan León Montoya; entregó la Parroquia el Presbítero D. Wenceslao Vásquez, cura de San José Guayabal, a quien dejó encargado el Padre Duran al retirarse.




El 29 de mayo de 1932 recibió la Parroquia el Padre Marcial López Estrada. El 20 de junio recibió autorización del Arzobispado para renovar los cuadros del Vía Crucis, fue terminado el trabajo el 18 de septiembre, costando sesenta colones, pagados por 145 personas, listado dejado al reverso de la estampa de la ultima estación. El 19 de septiembre, por grave enfermedad, renunció a la Parroquia el Padre Marcial López Estrada, siendo entregada al Cura de San José Guayabal, Presbítero don Wenceslao Vásquez.




A las diecisiete horas del 18 de diciembre de 1937, la señorita María Milagro Cortés Vilanova, originaria de esta ciudad y en esa fecha del domicilio de San Salvador, de manera espontanea cedió un piano de doble teclado H. Rohl Hamburg para servicio exclusivo de la Parroquia, recibió el señor Cura don Daniel Alvarado, en presencia del Alcalde Municipal don Rafael Elías Lemus y su secretario don Simón Pérez Cruz.


El 7 de marzo  de 1939 se dio por terminado el altar de ánimas, cuya construcción costó 120 colones en mano de obra; las tablas de madera las regaló doña Elvira v. de fuentes.




El 4 de marzo de 1942 se realizó la bendición de la nueva cabeza de San Juan Degollado, que se mandó a hacer para el servicio de la parroquia con un coste de doce colones; el 23 de junio dejó la Parroquia por enfermedad el Padre Daniel Cornejo; el Arzobispo Monseñor Luis Chávez y González entregó como interino, hasta nombrar Párroco en propiedad, quedando en manos del Padre Carlos L. Domínguez, Redentorista de la residencia de San Salvador. El 26 de julio recibió interinamente la Parroquia el Padre Vicente Vega, quien fungía como interino en Apopa, recibió las llaves de la Iglesia del Padre Daniel Cornejo, quien aun se encontraba en la ciudad; el 13 de agosto informaron al Padre Vega que debía entregar la Parroquia de Apopa al Padre Guillermo Mazariego. El 29 de agosto se realizó la Función de la degollación de San Juan Bautista. El 1 de octubre nuevamente el Padre Vega recibió la Parroquia de Apopa, celebrando allá 6 AM y enTonacatepeque a las 9 AM.




Junio 15 de 1943. Por mutuo consentimiento y paternalmente aprobado por el Excelentísimo Arzobispo Monseñor Chávez y González, el suscrito Párroco [Padre Vega] y el señor Cura de Santo Tomás, hicieron el cambio de sus respectivas parroquias. El 16 de junio asume el Padre Julián Fuente; ese año hubo visita del Arzobispo declarando quedar canónicamente establecida  en esta Parroquia la cofradía  del Santísimo Sacramento, según lo dispuesto en el Derecho Canónico y en el segundo Sínodo Arquidiocesano. En 1946, el Padre Julián Fuente junto a pobladores de la ciudad, en su mayoría maestros, lograron erigir el Monumento al Prócer Presbítero Nicolás Aguilar.


22 de octubre de 1948. Recibió la Parroquia el Padre Roberto Castro Ramírez, entregó Padre Julián Fuente B. El 5 de diciembre durante la Fiesta Patronal (víspera), falleció la madre del Padre Castro, Ángela Ramírez de Castro. Los días 12 – 13 de noviembre de 1949 se celebraron las bodas de plata de ordenación del Padre Roberto Castro (16 de noviembre 1924 – 1949), se bendijeron más de 100 parejas de matrimonios.




Febrero 2 de 1950. Se mandaron retocar 3 imágenes pequeñas de San Nicolás, Jesús Nazareno con su cruz, la Dolorosa grande, San Pedro, San Juan, San Antonio, San José, 2 Cristos, Jesús del Triunfo, 4 Ángeles, San Francisco, San Sebastián; el 16 de noviembre se bendijo la imagen de la Virgen de Fátima, comprada en 60 colones para el culto de esta Parroquia.


El 2 de enero de 1953, el Arzobispado nombró oficialmente como Vicario cooperador de la Parroquia, a solicitud del Padre Roberto Castro, al Presbítero Heliodoro Alberto Orellana, quien ya colaboraba desde el 18 de noviembre de 1952.


El 15 de septiembre de 1957 se compró una imagen pequeña de San Nicolás de Bari, se colocó a la entrada de la iglesia, su costo fue de 125 colones.




El 7 de abril de 1958 se despidió de la Parroquia el Padre Castro Ramírez para ayudar por un año a su hermano, el Obispo de Santiago de María. El 13 de abril de 1958 asumió el cargo de la Parroquia el Presbítero Luis Montesinos Rivas, quien en esa fecha menciona el Cine Parroquial como una medida para atraer fieles, controlar la asistencia, las películas, el orden, usarlo como salón de juntas y para clases de catecismo. En 1961 se denominó “Cine Selecto” al cine parroquial; “será utilizado también como salón de juntas y escuela parroquial”. A finales del año ya estaba magníficamente equipado para conferencias.




El 21 de mayo de 1961 recibió la Parroquia de manos de Padre Montesinos el Padre Daniel Martínez. En 1962 se mencionan las escuelas radiofónicas; se habían fundado 14 escuelas radiofónicas de las cuales 12 funcionaban bien, el representante parroquial era el señor José Dámaso Montes. Ese mismo año se retocó la imagen de San Miguel Arcángel de parte del Sr. Fohletino, orfebre tecleño. Se construyó la acera de la parte poniente del atrio, completando obras de construcción de acera parroquial iniciadas desde 1932.


El 30 de agosto de 1963 entregó la Parroquia el Padre Martínez al Presbítero Carlos Francisco Mejía. El 1 de octubre de 1963 se comenzaron a pintar los retablos con esmalte blanco y dorado. Los días 26 y 27 de octubre se realizó turno parroquial con ganancia de 648.33 colones, utilizados para construir reclinatorios y pintura de retablos.




En vista de que la torre donde están las campanas estaba bastante deteriorada, se formó un comité con el fin de hacer algunas actividades para obtener fondos necesarios para reconstruirla de sistema mixto, el 24 de enero de 1965 se puso la primera piedra de la nueva torre; el 3 de mayo un fuerte sismo destruyó la casa conventual, quedando prácticamente inhabitable, se hizo necesario construir una habitación provisional mientras reconstruían la casa. El Excmo. Sr. Arzobispo entregó para estos trabajos 500 colones; se terminó de construir el 19 de mayo de 1967.




En marzo de 1967, para corregir los desordenes habidos otros años en la procesión del Silencio y Santo Entierro, organizaron la sociedad de “nazarenos” con hombres de la ciudad y los cantones.“Gracias a Dios todo salió bien. Hubo orden y compostura y el Santo Entierro hizo el recorrido que antes se hacia en siete u ocho horas únicamente en dos". Conformaron la directiva de esta asociación: Don Gustavo Mármol, Presidente; Don Lorenzo Benavides, Vicepresidente; Don Inocente Rodríguez R., Secretario y Don Luis Moreno, Tesorero. Ese mismo año se instaló un altar cubierto de fórmica para la celebración del Sacrificio de cara al pueblo. La torre de la campana que estaba en estado ruinoso fue demolida y se comenzó a reconstruir una de sistema mixto habiéndose hecho ya la parte más costosa y difícil. El 4 de julio tomó posesión de la Parroquia el sacerdote Antonio Vides, de manos del Padre Carlos Mejía. Fue hasta 1968 que se construyó la segunda parte del campanario.




El 21 de febrero de 1969 se hizo entrega de la Parroquia al Padre Roberto Crespín, quien convocó al Comité Parroquial acordando reconstruir la segunda torre de la Iglesia y luego la Escuela Parroquial; en turno del 30 de marzo de 1969 pro construcción de la segunda torre, se obtuvo una ganancia de 230.68 colones; la torre se concluyó en 1972, gracias también a los préstamos que se hicieron de 600 colones a Don Daniel Urrutia y 400 colones a Dña. Rosa V. de Fernández.


En el año de 1973, con la valiosa cooperación de los fieles y en especial de la señora María Gregoria Guzmán, quien aportó 500 colones, se compró en La Casa de la Música de San Salvador un armonio, el cual costó 900 colones y que era para uso exclusivo de esta Parroquia.




El 25 de junio de 1977 entregó el Padre Crespín la parroquia al Padre José Luis Cazares Solórzano, en presencia de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, Arzobispo de San Salvador. El 20 de octubre conformó un Comité Parroquial con las siguientes personas: Catalina Iraheta, Teresa Ortiz, Valentín Iraheta, Teresita Urbano, Sonia Córdova, Josefina Mármol, Oscar Girón, Amparo Ayala, José Cruz Girón +, Celenia Tomasino, Fabricio Guzmán, Zoila Guerra, Dámaso Montes; el comité acordó enladrillar el atrio de la iglesia, esto llevó 4 años, se terminó en 1983 a un costo de 13,000 colones. En1983 se rellenó y enladrilló lo que fuera el salón del cine, se pusieron puertas de hierro en la parte externa del convento, se iluminaron las torres de la Iglesia a un costo de 500 colones, se iluminó el altar mayor y se pintó a un costo de 800 colones. Se repelló la torre que por el temblor de 1983 se agrietó, se hicieron las aceras de la parte de entrada al convento y la del lado izquierdo de la entrada de la iglesia a un costo de 2500 colones.




El 8 de enero de 1990 se realizó nombramiento canónico como Párroco de Tonacatepeque de parte de Monseñor Modesto López Portillo al Padre Luis Recinos López y como Vicario cooperante a los Pbros. Roberto Abraham Ulises Urrutia Marroquín y Oscar Rogelio Hernández. Ellos describen un organigrama parroquial contando en el vértice con el equipo sacerdotal compuesto por el Padre Luis Recinos y los Vicarios Parroquiales Padre Oscar Rogelio Hernández y Padre Roberto Urrutia; sigue en línea vertical el Consejo Parroquial que tiene como apoyo un equipo de reflexión y otro de administración, que está  integrado por miembros de las tres sedes, que se subdividen en sectores al cuidado de un apóstol y sus colaboradores en la pastoral profética, litúrgica y social. La Parroquia, que sigue el método de Parroquia Evangelizadora elaborado por el Padre Luis Recinos, ha asumido y trata de implementar a nivel parroquial y vicarial los grandes objetivos de la Arquidiócesis en su plan para 1990 – 1995: Formación de agentes, evangelización de las estructuras y pastoral familiar. La sede central comprende los siguientes sectores, los 4 barrios: San Nicolás, El Calvario, Concepción y Mercedes y los 6 cantones: Malacoff, El Sauce, El Tránsito, El Rosario, Las Flores y el Valle Nuevo. Fue durante la guerra civil que se separó de esta Parroquia el sector de Cantón El Rosario, que pasó a formar parte de la Parroquia de Soyapango.




En 1996 recibió la iglesia el Padre Jaime Paredes, con quien algunos años compartió las celebraciones el Padre Mariano Brito; fue sucedido en 2010 por el Padre Víctor Leiva, quien dirige esta parroquia actualmente; el Padre Víctor Leiva por un año recibió la cooperación del Padre Lucio Reyes, quien en 2011 fue trasladado a la Parroquia Luis Gonzaga, en Apopa. Visite Tonacatepeque y no deje de entrar a la Parroquia, una estructura de la época colonial con mucha historia y con mucha espiritualidad para encontrarse con Jesús Sacramentado, parte de nuestro patrimonio nacional que no debe perderse; Tonacatepeque solo queda a 18 Km de San Salvador.



Fuentes:

  1. Libro de Gobierno Parroquial
  2. Video de El Salvador Impresionante

Monumento al Procer Presbitero Nicolas Aguilar

Publicado el 3 Ee septiembre Ee 2012 a las 6:15 Comments comentarios (0)



Nacido en Tonacatepeque el 16 de diciembre de 1742, en el lugar donde actualmente se encuentra la Ermita del Cantón Las Flores, el Prócer independentista Presbítero Nicolás Aguilar es un orgullo para esta ciudad, en cuyo parque se encuentra un monumento que posee una bonita y rica historia, rescatada en el discurso pronunciado por el Padre Presbítero Julián Fuente B. el 16 de diciembre de 1946, al hacer como Presidente de Comité, la entrega a la municipalidad del monumento a nuestro Prócer; el discurso reza literalmente:


Era el 12 de diciembre de 1943 cuando, previamente convocados, nos hallábamos reunidos en el local de la Escuela de Varones Presbítero Nicolás Aguilar de esta ciudad, la Municipalidad, el Profesorado y connotados ciudadanos. ¿De que se trataba? De nada extraordinario. Se Trataba únicamente de celebrar la fiesta anual (16 de diciembre) en memoria del nacimiento del mejor de los tonacatepecanos, del Prócer nacional Presbítero Nicolás Aguilar. Se eligió la Directiva correspondiente, que quedó formada, a más de todo el profesorado por los siguientes miembros: Presbítero Don Julián Fuente B., Presidente; Don Vicente Morales, Vicepresidente; Srita. Lucila Canjura, Tesorera; Don Manuel I. Escobar, Síndico; Don Dolores de Jesús Castro, Secretario; Vocales: 1º. Don Francisco Trejo, 2ª. Dña. Marcia T. Olano.



Lugar de nacimiento del Prócer independentista Presbítero Nicolás Aguilar, actualmente Ermita del Cantón Las Flores



“A pesar del poco tiempo disponible, tan solo cuatro días, celebrose a satisfacción de todos la fiesta anual de nuestro Prócer Pbro. Nicolás Aguilar con Misa solemne responso cantado, desfile de las escuelas por la ciudad, banda de música, cohetes, discursos… y por fin fueron obsequiados los niños de ambas escuelas con dulces y refrescos. Y todavía sobraron ₡16.00. ¿Qué destino dar a esta mínima cantidad? El mejor y el más patriótico. Que esos ₡16.00, dijo el señor Secretario, sirvan como de base para realizar lo que el año anterior con motivo del bicentenario, se proyectó y no se llevó a cabo sino en parte, cual lo indica el pedestal que se halla en el parque “José María Villafañe” de la ciudad; que sirvan de base para el proyectado Busto. Aprobación unánime de los asistentes, quienes convinieron en que el mismo Comité se encargara de realizar el proyecto. Manos a la obra.


“Las contrarias vicisitudes por las que atravesó la república en 1944, la crisis ocasionada por la guerra mundial y otras circunstancias adversas, obstaculizaron las actividades del Comité, que siguió laborando en silencio, pero con tesón, como lo indica el hecho de que el 27 de septiembre del mismo año, en vista del presupuesto favorable del artista santaneco Don Francisco Henríquez, se acordara unánimemente cambiar el proyecto de Busto por el de Estatua. No fue esto solo, sino que en próxima reunión del 3 de diciembre se aprobó por el Comité: que los bustos, en alto relieve, de los también Próceres Nacionales Pbros. Don Vicente y Don Manuel Aguilar, ornasen a uno y otro lado del pedestal el Monumento, que conservaría para gloria de Tonacatepeque la memoria de los tres hermanos Próceres; y todo se proyectó sin reparar ni en gastos ni en dificultades, lo que pone muy por alto el patriotismo, nunca desmentido de los buenos tonacatepecanos.



Busto del Prócer Pbro. Vicente Aguilar

 




“Entre tanto, llegó el 7 de marzo de 1945, en cuya fecha, reunido el Comité, se notificó a los asistentes: que ya el artista había construido la Estatua del Pbro. Nicolás Aguilar. Ya estaba construida y de aquí el apuro del Comité, sin fondos en Tesorería para sufragar el costo. Se activaron los medios para colectarlos; se imprimieron hojas sueltas, se hicieron tarjetas con el grabado del proyectado monumento, se enviaron aquí y allá por toda la República, y a esperar el resultado. Este no fue tan halagador, de unas quinientas tarjetas enviadas, quizá ni la sexta parte se dignaron contestar favorablemente.


“¿Nuevos motivos de desaliento? Nada de eso. La estatua estaba hecha y a la vista en la Exposición  de las Fiestas Julias de Santa Ana, de donde la Secretaría de Fomento, servida entonces por el Cnel. Don Francisco Acosta, ordenó su traslado a la capital, quedando nuevamente expuesta a la vista del público a la entrada norte del Palacio Nacional.


Este hecho tan natural sirvió para avivar el entusiasmo de muchos, y en sesión del Comité, habida el 20 de junio de 1945, se propuso, y por unanimidad se dispuso, a falta de otros medios más conducentes para conseguir nuestro deseo, acudir al Supremo Gobierno de la República, pidiendo un subsidio. Nada más natural ni más justo, pues se trataba de tres Próceres nacionales, debía la Nación cooperar a su memoria y glorificación. Seguidos por medio de la Municipalidad, los trámites necesarios, las autoridades Supremas comprendiendo el patriótico significado del Monumento a los Padres Aguilar, en Consejo de Ministros dispusieron contribuir a la obra con la apreciable cantidad de ₡1,640.00, con los que se pagarían deudas habidas y se ayudaría a la terminación del proyecto.




Llegaba en el entretanto el 16 de diciembre de 1945, y la víspera, previo aviso, de un camión del Ministerio de Fomento, se bajaba la Estatua del Prócer Nicolás Aguilar en medio del entusiasmo de los habitantes de Tonacatepeque, quienes, al solo repique de las campanas, se reunieron y ayudaron gustosos. Este entusiasmo llegó, por así decirlo, a su clímax al siguiente día, cuando ante la concurrencia de quizá no menos de 2,000 almas, que espontáneamente se habían reunido, y ante los delegados de la Asamblea Nacional, diputados Don Rubén  Montalvo y Don Juan Mármol, Oficial del Ministerio de Cultura Don Adolfo Peña, etc., la Estatua del Pbro. Don Nicolás Aguilar fue elevada sobre su pedestal de gratitud y gloria patrias.


Lo que a algunos otrora pareciera sueño, era ya una bella realidad. Ya teníamos el Monumento coronado por la esbelta escultura  marmoleada de nuestro Prócer, pero aun no estaba terminada la obra del Comité. Quedamos esperando los bustos en relieve de los Próceres Pbros, Vicente y Manuel Aguilar, que llegaron por fin, el 10 de septiembre de 1946, dándose luego modo para que quedasen en  sus respectivos puestos.


Solo faltaba pues, la inauguración final, que debía revestir una solemnidad digna de los  connotados Próceres de la Patria, y para que así fuese, tomando en cuenta que en este año se cumplía el Bicentenario del nacimiento del Pbro. Don Vicente Aguilar, a quien nada se había hecho y quizá nada se pensaba hacer en la capital, adonde nació el 5 de abril de 1746, se pidió al Señor Presidente de la República Gral. Don Salvador Castaneda Castro, que tomando en cuenta lo anterior, se dignase disponer que dicho Bicentenario se celebrase aquí en Tonacatepeque, a la vez que se inauguraba el Monumento. Gustoso accedió el Sr. Presidente a  lo que personalmente solicitamos Don Rubén Montalvo y yo; y él mismo ofreció llegar a la inauguración, para cuyo acto señaló el primero de diciembre, como principio de las Fiestas Patronales, ofreciéndonos también su cooperación económica, que tan necesaria nos era.




Hecha la correspondiente solicitud por los medios ordinarios al Supremo Gobierno, se nos ofreció nueva ayuda pecuniaria, con la que pudimos pagar la placa conmemorativa y atender a los gastos de inauguración del Monumento el 1º de diciembre de 1946.


Llegó, por fin, tan ansiado día. Todo estaba previsto y convenientemente dispuesto; la Ciudad se vestía de gala, los ánimos rebosaban de entusiasmo y la alegría se reflejaba en todos los rostros. Era el día máximo para Tonacatepeque; en toda Historia quizá no ha tenido otro de mayor gloria, ni es fácil que lo vuelva a tener.


Poco antes de las 10 AM fueron recibidos el Excmo. Señor Arzobispo de San Salvador, Dr. Don Luis Chávez y González. El Excmo. Sr. Ministro de Cultura Dr. Ranulfo Castro, quien venia en representación del Excmo. Sr. Presidente de la República, que no pudo asistir, y demás acompañantes. Después del saludo protocolario comenzó a desarrollarse el Programa.



Busto del Prócer Pbro. Manuel Aguilar



Y a los acordes de la Banda del 1er. Regimiento, enviada por el Supremo Gobierno, se puso en marcha la comitiva, en medio del entusiasmo popular, hacia la Iglesia Parroquial, en la que, tras el popular y patriótico discurso del Excmo. Sr. Arzobispo se cantó el Te Deum Laudamus en acción de gracias, que fue ejecutado a gran orquesta dirigida por el Mtro. Don Antonio Siliezar, autor también del Himno al Prócer Pbro. Vicente Aguilar, que lamentamos no se cantase, a pesar de estar preparado.


Ya fuera de la Iglesia, y las autoridades en la Tribuna preparada frente al Monumento, dio comienzo la inauguración de este con el Himno Nacional ejecutado por la Banda del 1er. Regimiento y cantada por los niños de ambas escuelas urbanas, los que asistieron uniformados. Luego el discurso inaugural pronunciado patrióticamente por el tonacatepecano Profesor Don Inocente Rodríguez, quien hizo a la vez conmemoración del Bicentenario del prócer Pbro. Vicente Aguilar.




A continuación bendijo el Monumento el Excmo. Sr. Arzobispo, y luego, desde la Tribuna, el representante del Sr. Presidente de la República y a nombre de este, declaró quedar oficialmente erigido, entonándose luego el Himno a nuestro Prócer Pbro. Nicolás Aguilar, que fue cantado por las escuelas y acompañado por la Banda Municipal.


Y para terminar, y ya fuera de programa, fue condecorado con Medalla de Oro, el Presidente del Comité “Pro Estatua Pbro. Nicolás Aguilar”, siéndole impuesta, a nombre de Tonacatepeque, por Don Rubén Montalvo. Por su parte, el Presidente del Comité, quiso condecorar con Medalla de Plata al artífice  de la Estatua y de los óvalos , Don Francisco Henríquez, y al constructor material del Monumento Don Manuel González, acto que resultó eminentemente simpático por ir revestido de la gratitud y ser premiado el Arte y el Trabajo.


En nombre pues, del Comité, que por espacio de tres años he presidido, y en el de Tonacatepeque toda, no dejo de expresar aquí la gratitud al Supremo Gobierno del Sr. Presidente de la República para abajo, ya que en la Asamblea Nacional , en los Ministerios y en las Oficinas del Estado, a donde la necesidad y el patriotismo nos llevó, encontramos siempre abiertas las puertas y fuimos favorablemente despachados, gracias en parte principalísima a la valiosa intervención del gran tonacatepecano Don Rubén Montalvo, a quien todos debemos estar agradecidos.


De mi parte dar quiero también gracias a los miembros del Comité, que en todo tiempo cooperaron desinteresada y patrióticamente con su Presidente; y hacer quiero un recuerdo de los que siendo entusiastas Miembros del Comité, murieron sin ver lo que nosotros dichosamente hemos visto. Son ellos: la Profesora Dña. Gudelia Urrutia, Don José Duran Padre y de modo especial  Don Vicente Morales (q.d,D,g.).


Rindo también las gracias a todos aquellos, de dentro o de fuera de Tonacatepeque, quienes nos ayudaron económica y moralmente a la realización de nuestra obra. Y muy rendidas se las doy a todos y a cada uno de los miembros de la Municipalidad que sucesivamente la han formado y algunos de los que por espacio de tres años con el Comité cooperaron para la consecución del ideal común, que hoy todos nos congratulamos de ver convertido en bella realidad.


Y para terminar, altamente agradecido por la distinción de que he sido objeto, felicitar quiero a todos los tonacatepecanos, por que solo vosotros gloriaros podes de tener un Prócer como el Padre Nicolás Aguilar, y un Monumento a los Padres Aguilares, en los que tendréis siempre a la vista modelos a los que debéis imitar para ser mejores ciudadanos, mejores patriotas y mejores cristianos.

He dicho

Diciembre 16 de 1946




Pbro. Julián Fuente B.



En sus memorias, el Padre Pbro. Julián Fuente B., hizo espacio para escribir literalmente lo publicado en uno de los periódicos de esa época, lo anotado dice:


Habla la Prensa

Todos los periódicos capitalinos reseñaron las solemnes fiestas realizadas en esta ciudad, con motivo de la inauguración del Monumento al Prócer Padre Nicolás Aguilar y de la conmemoración del Bicentenario del también prócer Padre Vicente Aguilar.


Más, tomando en cuenta la concesión y la exactitud, y como aporte histórico, queremos dejar aquí constancia de lo relatado por el Semanario “El Criterio”, dice así:


“Con extraordinaria solemnidad se inauguró el primero de los corrientes, en la ciudad de Tonacatepeque, el hermoso Monumento dedicado al Padre Don Nicolás Aguilar, glorioso Prócer de nuestra independencia nacional.


“Asistió el Excelentísimo Señor Arzobispo Mons. Luis Chávez y González, y en representación del Excelentísimo Señor Presidente de la República, el Excmo. Señor Ministro de Cultura Dr. Don Ranulfo Castro. El programa se desarrolló en medio del entusiasmo y la satisfacción de la grandiosa concurrencia.


En la Iglesia Parroquial, bellamente engalanada, se cantó el solemne  y las palabras de circunstancia del Excmo. Sr. Arzobispo, fueron escuchadas con atención y reverencia por la multitud.


Ante el Monumento: Himno Nacional cantado con pulcritud por los alumnos de las Escuelas; bendición del Monumento por el Excmo. Sr. Arzobispo; descubrimiento e inauguración del mismo por el Excmo. Sr. Ministro de Cultura; discurso inaugural; Himno al Padre Aguilar; imposición de una medalla de oro al Sr. Presbítero Don Julián Fuente, gran propulsor de la obra y mantenedor de las actividades del Comité pro Monumento; condecoración al artista diseñador del Monumento y al obrero constructor.


La multitud (no menos de 5,000 almas) que se apiñaba alrededor del Monumento, contempló con entusiasmo y con explosión de alegría la glorificación del Hijo Preclaro de la Ciudad, Pbro. Don Nicolás Aguilar, cuya memoria vivirá a través de los siglos en el corazón agradecido de Tonacatepeque, que le vio nacer, y en el corazón de la Nación Soberana e Independiente de “El Salvador”.


Y para coronar dignamente los festejos en honor del glorioso Padre Don Nicolás Aguilar, se bendijo y se colocó la primera piedra del espacioso Grupo Escolar que el Supremo Gobierno levantará en la cuna del Prócer…


Tonacatepeque debe sentirse satisfecha por haber cumplido un deber para con el hijo que más gloria le ha brindado y cuyo Monumento, colocado frente al Templo Parroquial, será constante aleccionador de su verdadera grandeza.


Vaya nuestra felicitación sincera, al Sr. Pbro. Don Julián Fuente, digno Párroco de Tonacatepeque, al Honorable Comité y al distinguido pueblo de Tonacatepeque por haber realizado una obra que les prestigia y les enaltece. [Criterio, 24 de diciembre de 1946, No. 728]



Fuente: Parroquia San Nicolás Obispo, Tonacatepeque. Memorias del Pbro. Julián Fuente B.

Fiestas en Honor al Divino Salvador del Mundo

Publicado el 29 Ee julio Ee 2012 a las 17:30 Comments comentarios (2)



El pasado 28 de julio inició la novena en honor al Divino Salvador del Mundo, Patrono de la República de El Salvador, las cuales culminan el día 6 de agosto; aunque es un periodo en el cual hay muchas formas de divertirse en familia; no olvide tomar un tiempo para la oración, visitando Catedral Metropolitana; las actividades religiosas se desarrollan todos los días con la siguiente programación:



28 y 30 de julio; 1 a 4 de agosto

  • 6.00 AM, 11.30 AM y 4.30 PM: Rezo del Santo Rosario
  • 6.30 AM, 12.00 MD y 5.00 PM : Celebración de la Santa Misa


29 de julio

  • 7.30 AM y 4.30 PM: Rezo del Santo Rosario
  • 8.00 AM, 10.00 AM, 12.00 MD y 5.00 PM: Celebración de la Santa Misa (a las 10.00 AM en catedral y Cripta)


5 de agosto

  • 6.00 AM: Rezo del Santo Rosario
  • 6.30 AM: Celebración de la Santa Misa
  • 7.30 AM: visita del Divino Salvador a Iglesia El Calvario
  • 10.30 AM: Recorrido de Iglesia El Calvario a la Basílica del Sagrado Corazón
  • 3.00 PM: Solemne rezo de Vísperas en la Basílica del Sagrado Corazón
  • 4.30 PM: Procesión hacia Catedral Metropolitana y posteriormente la Transfiguración o Bajada del Divino Salvador Frente aCatedral.


6 de agosto

  • 9.00 AM: Celebración de la Santa Misa en Honor al Divino Salvador del Mundo, presidida por S.E.R. Monseñor José Luis Escobar Alas, concelebrada por los Obispos del país, Sacerdotes de la Arquidiócesis y Sacerdotes visitantes.




“Profesar la Fe en la Trinidad – Padre, Hijo y EspírituSanto – equivale a creer en un solo Dios que es amor [1 Jn. 4,8]: el Padre, que en la plenitud de los tiempos envió a su Hijo para nuestra salvación; Jesucristo, que en el misterio de su muerte y resurrección redimió al mundo; y el Espíritu Santo, que guía a la Iglesia a través de los siglos en espera del retorno glorioso del Señor” (Benedicto XVI).


¡Felices fiestas agostinas!


Fuente: Catedral Metropolitana de San Salvador

Urge su aporte solidario para el Hogar de Ancianos Santa Marta

Publicado el 16 Ee julio Ee 2012 a las 22:00 Comments comentarios (0)



Un grupo de ancianos está a punto de quedar sin hogar, el esfuerzo de una comunidad por construirles un techo es inmenso, pero falta mucho; esa obra puede ser realidad a más corto plazo con su ayuda, ofrezca su corazón solidario para poder construír el Hogar de Ancianos Santa Marta, en Tonacatepeque, San Salvador.



Iglesia El Calvario


Ante la falta de un terreno para construir un nuevo hogar, la Iglesia católica decidió utilizar un predio anexo a la Iglesia El Calvario, que es de su propiedad, se han diseñado planos y se pretende iniciar una primera fase en la que se construirán locales suficientes para los ancianos que actualmente habitan el lugar y a mediano plazo poder continuar con una segunda fase, para albergar a más personas.



Planos de Primera Planta, Fase inicial


Un día 7 de octubre de 2008, la Parroquia San Nicolás Obispo de Tonacatepeque inauguró el Hogar de Ancianos Santa Marta, una iniciativa surgida considerando la necesidad de muchas personas de la tercera edad sin familia y con múltiples dificultades para proveerse de techo, alimentación, salud y lo necesario para su subsistencia.


You need Adobe Flash Player to view this content.



La obra fue instalada en una casa alquilada, con capacidad suficiente para albergar a varias personas, los primeros habitantes fueron Margot, una anciana de escasos recursos y sin familia; Angélica, que desde hace varios años padece de ceguera total; Don Matilde (QEPD), persona muy querida en la comunidad por su enorme fe y su arte al diseñar altares, capacidad que ya estaba limitada debido a sufrir de Enfermedad de Parkinson; y Mercedes (QEPD), una dulce señora con Enfermedad de Alzheimer; poco a poco fueron llegando más ancianos, entre ellos uno abandonado en un Hospital nacional que fue beneficiado de esta obra de amor.



Parte posterolateral de Iglesia El Calvario, predio disponible para construcción


El tiempo fue pasando y muchas personas se fueron solidarizando, algunas pagando parte del alquiler, llegaron donaciones de empresas consistentes en mobiliario para los ancianos, víveres, ropa y otros donativos de personas altruistas; hermanos en el exterior oriundos de la ciudad  comenzaron actividades para colectar fondos y enviarlos para las diversas necesidades de esta casa y poco a poco se fue beneficiando a más personas; por su parte la Parroquia también realizaba colectas y diversas acciones para obtener fondos para este mismo fin.



Parte lateral, zona de jardines y tendedero


La cantidad de adultos mayores con requisitos para ser albergados son inmensas, pero la casa llegó a su limite. Desde el año pasado se presentó una seria dificultad, los dueños de la casa decidieron ponerla a la venta y no prorrogar el contrato de alquiler y por lo tanto en determinado momento debe abandonarse el local, pues la Parroquia no cuenta con fondos para comprar la propiedad; se iniciaron diversas actividades para obtener fondos que permitieran, al menos, alquilar otro local; sin embargo las oportunidades son pocas, los locales son pequeños y por otra parte, se tiene la probabilidad de presentarse a futuro la misma situación actual; es debido a ello que se hace necesario contar con un local propio.



Carretera desde San Martín


Las diversas actividades han permitido obtener fondos, se han sumado donaciones pero aun así, la cantidad colectada no es suficiente para iniciar la primera fase, es por ello que solicitamos su ayuda solidaria para este fin. Si conoce de personas altruistas, empresas o instituciones que puedan aportar, infórmeles de esta necesidad; si usted desea colaborar, puede llamar a la Oficina Parroquial de Tonacatepeque al 23220226 o puede depositar su colaboración en la cuenta de la Federación de Cajas de Crédito número 20-00-0005229-8; su ayuda, por poca que usted la considere, puede hacer mucho por estos ancianos que tanto lo necesitan, ayúdenos, Dios le pagará!

Parque Balboa y Puerta del Diablo

Publicado el 25 Ee junio Ee 2012 a las 6:00 Comments comentarios (1)

You need Adobe Flash Player to view this content.



Una buena opción para que usted disfrute aire fresco, aventura, naturaleza y diversión en familia es visitar en Panchimalco el cantón Planes de Renderos; ubicado a solo 12 kilómetros de San Salvador, posee entre sus atractivos el Parque Balboa, 40 manzanas de terreno con diversidad de especies entre animales y plantas, esculturas, historia, entretenimiento y juegos para toda la familia.




El Parque Balboa forma parte de la Cordillera del Bálsamo, se encuentra a 1070 metros sobre el nivel del mar, fue fundado en 1949 y su nombre es en honor al descubridor del Océano Pacífico, el español Vasco Núñez de Balboa.




El Parque Balboa posee entre sus atractivos una zona para deportes extremos, una cantidad enorme de merenderos y por las noches multitudes llegan a saborear las deliciosas pupusas en los comedores ubicados a los lados de la carretera; los menores juegan en los toboganes y algunos se atreven a desafiar el laberinto, una estructura diseñada con plantas que forman senderos que conectan con otros y algunos que no tienen salida; visite el Parque Balboa y viva una aventura emocionante.




Saliendo del Parque Balboa usted puede dirigirse a la Puerta del Diablo, es el punto más alto de San Salvador. La Puerta del Diablo se encuentra a un kilómetro al sur de este parque, dichos terrenos fueron donados en 1951 por los señores Harrison Step y Eliseo Rovira a la Junta Nacional de Turismo, con una extensión de cuatro manzanas. Su cumbre, denominada Cerro Chulo se encuentra a una altitud de 1131 msnm.




De acuerdo al historiador Jorge Lardé y Larín, ambos promontorios tomaron esa forma debido a un intenso aguacero acaecido a principios del mes de octubre de 1762. Precisamente, el día ocho: «El Chulo, antes un cerro compacto y homogéneo, fue minado en su base por los caudales pluviales y una porción apreciable de él, en medio de un ruido hórrido y atronador, rodó por el abismo». El topónimo Chulo significa «Lugar del desertor» o «Lugar del fugitivo»; y el apelativo «Puerta del Diablo» fue creación del poeta Raúl Contreras, originario de Cojutepeque.




Desde la Puerta del Diablo se puede apreciar el litoral del Océano Pacífico, la Villa de Panchimalco, el lago de Ilopango, el cerro de las Pavas y el volcán de San Vicente. Sobre La Puerta del Diablo hay muchas leyendas, sin embargo la realidad es que usted puede respirar aire fresco y ejercitar sus piernas subiendo a su peña más alta; le sugerimos llevar agua embotellada fresca para hidratarse, aunque en los senderos encuentra ventas diversas, entre ellas bebidas refrescantes, minutas, artesanías o platillos derivados del maíz; por la seguridad no se preocupe pues hay estricta vigilancia hasta en los senderos en la parte alta.


You need Adobe Flash Player to view this content.



Subir a La Puerta del Diablo no tiene costo, los fines de semana llega mayor cantidad de gente y sus pobladores aprovechan para venta de diversos platillos típicos que usted puede desgustar. Si a usted le gusta la aventura puede practicar alpinismo o deslizarse entre las cuerdas de los canopis instalados en lo alto de las rocas.




Para llegar a Los Planes de Renderos debe viajar por la Carretera al Aeropuerto Internacional, hacia la derecha tomar el desvío hacia San Jacinto y luego dirigirse por las señalizaciones hacia este lugar; puede viajar en vehículo liviano a en autobus tomar las Rutas 12 o 17, cerca del Mercado Central en el centro de San Salvador.




Visite en Los Planes de Renderos el Parque Balboa y La Puerta del Diablo, viva una aventura que de seguro usted querrá repetir, conozca nuestro país, haga turismo en El Salvador.


Fuentes:

  1. elsalvadortravel
  2. Diario El Mundo, edición del 17 de diciembre de 2010
  3. Guanaquin.com
  4. Wikipedia