FOTOS Y REPORTAJES DE CIUDADES DE EL SALVADOR

Inicio

San Fernando, Chalatenango

Publicado el 5 Ee enero Ee 2015 a las 18:50 Comments comentarios (2)



El municipio de San Fernando está ubicado al norte del departamento de Chalatenango. Su extensión territorial es de 35.08 Km², que corresponde al 1.74% del área total departamental. Limita al Norte, al Noreste y al Este con la República de Honduras, al Sur con el municipio de San Francisco Morazán, al Sureste con el municipio de Dulce Nombre de María, al Suroeste con el municipio de Tejutla y, al Oeste y Noroeste con el municipio de La Palma.




El Municipio de San Fernando está ubicado a 57 Kilómetros al norte del municipio de Chalatenango y a 103 Kilómetros de San Salvador, se encuentra ubicado a una altura de 1,040 msnm, llegando a tener elevaciones de hasta los 2,131 msnm en el cerro negro ubicado en el límite de San Fernando/La Palma; según el censo oficial de 2007, tiene una población de 2,593 habitantes.




San Fernando está constituido por un casco urbano que lo forma un barrio, El Centro, así como por cinco cantones y diecisiete caseríos. Sin embargo, el cantón San Fernando Nuevo, conocido también como Pueblo Nuevo, es considerado en ocasiones como un barrio del casco urbano, ya que en él están instalados la Unidad de Salud y el Juzgado de Paz. A continuación se detalla el cantón con sus respectivos caseríos:

  • Los Llanitos: Los Llanitos, Centro, Hierbabuena, Los Álvarez, Los Coles
  • Valle de Jesús: Valle de Jesús Centro, Agua Zarca, El Llanito, Las Mesitas
  • San Juan de La Cruz: San Juan de La Cruz Centro, El Jocote, Portillo La Ceiba, Quebrada Blanca
  • Jocotán: Jocotán, Centro
  • Nuevo San Fernando: Barrio Nuevo San Fernando, El Cerro



HISTORIA DE SAN FERNANDO, CHALATENANGO

Orígenes

 



En los albores del siglo XIX, San Fernando era un insignificante villorrio en el partido de Tejutla, pues no es mencionado en 1807 ni como reducción ni como aldea, por el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa. Afirma una tradición, que recibió tal nombre en homenaje a Fernando VII, "el rey deseado", de ingratísima memoria para los pueblos hispanoamericanos. Por Ley de 4 de septiembre de 1832, se ordenó que sus vecinos eligieran media municipalidad: un alcalde, dos regidores y un síndico.



Muerte de Malespín




Esta aldea fue escenario de un hecho de sangre que le dio gran nombradía en el país, pues allí fue matado el 25 de noviembre de 1846 el expresidente general don Francisco Malespín. En tal fecha, el depuesto exmandatario entró en San Fernando acompañado de un sujeto que se hacía llamar "el general Sáenz" y de cinco paisanos hondureños, con el propósito de fomentar una revolución contra la liberal administración del licenciado don Eugenio Aguilar.




Malespín, en estado de ebriedad, venía muy enojado con el alcalde y secretario municipales, porque éstos no habían respondido al llamamiento que les hizo, el día anterior, desde las márgenes del Sumpul. Tan pronto como llegó a la aldea, el infatigable revolucionario buscó a las descorteses autoridades, pero por una lamentable equivocación se introdujo en casa del alguacil Tiburcio Galdámez, a quien tomó por jefe de la comuna y sobre quien descargó todo el peso de su cólera. Enojado el sanfernandino por los insultos que le profería el intruso, respondió con igual lenguaje al caudillo invasor y muy pronto se trabó entre ambos una lucha singular.




Temerosos los cinco paisanos hondureños del éxito de la empresa abandonaron al jefe, mientras "el general Sáenz", en defensa del general Malespín que había caído bajo el alguacil, asestó a éste dos tiros de pistola, pero con tan mala puntería que sólo logróle herir un dedo de una de las manos. Al ruido de la pelea y de las detonaciones, salieron del interior de la casa, armados de machetes, Anacleto y Cruz Galdámez, hermanos del alguacil, quienes ahuyentaron al "general Sáenz" y cooperaron después a ultimar al general Malespín.




De todos estos hechos se informó inmediatamente al gobernador departamental, que residía entonces en Suchitoto, funcionario que ordenó al alcalde de San Fernando don Bernardino Suriano, que le remitiera, enjaulada, la cabeza del malogrado caudillo. A esta orden se le dio debido cumplimiento y días más tarde, en una jaula de hierro sostenida en un asta, fue exhibida en la garita de San Sebastián (San Salvador), acto de barbarie que da la medida de los sentimientos humanitarios de aquella época. El victimario pidió como recompensa de su crimen, que se le nombrara Mayor del ejército con funciones permanentes en su aldea natal, honor que le fue concedido por el Supremo Gobierno, que lo hizo llegar a la capital donde fue objeto de grandes agasajos.

 


Título de Villa

 



Como una consecuencia de aquel escandaloso hecho de sangre, se emitió el 27 de febrero de 1847 el Decreto Legislativo, por medio del cual se confirió a la aldea de San Fernando el título de villa, pues sus vecinos, dice ese documento, "han merecido la gratitud de la Patria por su valor heróico y fidelidad durante las asonadas de Noviembre último". Por el mismo documento, los sanfernandinos fueron exceptuados por dos años del servicio de las armas y de cualquiera otro en el ramo de guerra, y se les ofreció la suma de mil pesos para que procedieran a la construcción de la Iglesia de la localidad.

 


Otros sucesos

 



De 1824 (12 de junio) a 1833 (13 de mayo) formó parte la aldea de San Fernando del departamento de San Salvador; del 13 de mayo al 21 de octubre quedó englobada en el área jurisdiccional del efímero departamento de Tejutla; nuevamente perteneció al departamento de San Salvador de 1833 (21 de octubre) a 1835 (22 de mayo) y al departamento de Cuzcatlán de 1835 (22 de mayo) y a 1855 (14 de febrero) a partir de esta fecha ha sido municipio del departamento de Chalatenango. En 1890 tenía 1,370 habitantes. Por Ley de 15 de julio de 1919, se segregó este municipio del distrito de Tejutla y se incorporó en el de Dulce Nombre de María.

 


Arqueología

 



En el cerro Negro, a 4 km al este de San Fernando, se encuentran las ruinas de Las Mataras, que se supone corresponden al primitivo pueblo de Tejutla, destruido en 1532 por las huestes españolas capitaneadas por Hernando de Soto y Pedro Arnalin. Las Mataras ocupan la cima de dicha altura, a 1,050 m. sobre el nivel del mar, y allí se forma una plataforma, de 50 manzanas de extensión, circunvalada por un cinturón de paredes de piedra, con excepción de la banda de noreste. Esas paredes tienen de 100 a 500 m de altura y están construidas de lajas bien dispuestas, que forman grutas o cavernas artificiales, la mayor de las cuales es "la gran cueva de Las Mataras" o "Cueva de los Muertos", de 50 m de altura, 40 de largo y 10 de ancho.




La población ocupó de 10 a 12 manzanas, área en que se encuentran restos de calles y de los principales edificios, entre ellos un Patio de Juego de Pelota. En los rumbos este y noreste se observan dos zanjas y unos grandes cimientos en sus bordes, dispuestos como murallas. Un puente de piedra natural une dicho lugar con la falda meridional del cerro del Caracol. En el área indicada se han encontrado preciosas piezas arqueológicas y, entre ellas, un ídolo de marfil de mastodonte.




El Municipio de San Fernando está ubicado en la zona norte de nuestro país, en uno de los departamentos que por su relieve irregular y rocoso es vulnerable para deslizamientos e inundaciones, por la incidencia de la estación lluviosa que sobrepasa la capacidad de absorción de agua por la tierra y ocasiona la aparición de estos fenómenos naturales.




Como antecedentes se tiene que el 7 de junio de 1934, debido a tres días de copiosas lluvias, la quebrada que divide al pueblo en dos partes, fue lugar de un grave deslave que se llevó a la mitad del pueblo; en 2006 hubo desbordamiento de la quebrada honda e incomunicación por deslaves en la carretera, en la primera fecha de 1934, al destruir parte de la iglesia, se perdió la campana principal de la misma, que fue encontrada 45 años después por don Agustín Huezo, quien la devolvió a las autoridades parroquiales.




San Fernando posee calles con diversas pendientes, de cemento, algunas rectas y otras con diversas curvas; sus casas son principalmente de adobre y bahareque, algunas sistema mixto; se encuentra dividido en 2 zonas llamadas Pueblo Nuevo y San Fernando Viejo, en la parte nueva se encuentran diversas oficinas gubernamentales; en la parte antigua se encuentra una plaza con un enorme árbol de ceiba y frente al mismo su Iglesia Parroquial; celebran las fiestas patronales del 24 al 31 de mayo en honor a San Fernando y en marzo el Cantón Valle de Jesús celebra su fiesta en honor a Jesús Nazareno.




Entre sus atractivos turísticos San Fernando le ofrece principalmente turismo ecológico mediante caminatas, entre ellas al sitio arqueológico colonial de Las Mataras, La Piedra de Malespín, el Rio Sumpul, la Peña Blanca, la Cueva Los Mudos, la Cueva de los Muertos, la Cueva del Jarro, la cascada La Aventura, la zona para escalar llamada El Mal Paso, Mirador El Pinito, Mirador Las Brisas, Cerro La Cruz, Cerro El Desengaño, Cascada El Salto y Cascada El Milagro. Si desea visitar estos lugares lo mejor es quedarse, hay sitios de alojamiento a bajo costo.




Para viajar a San Fernando puede hacerlo en autobus, abordando la ruta 124 en la terminal de oriente, que viaja hasta Dulce Nombre de María, en esa ciudad toma la Ruta 124-A que llega a San Fernando, este autobus sale a las 2:30 p.m y llega a San Fernando a las 5:30 p.m., regresa de San Fernando hasta el siguiente día a las 4:45 a.m., llegando a Dulce Nombre de María a las 7:15a.m., por lo que si viaja en bus debe hospedarse en San Fernando.




Si viaja en vehículo debe desplazarse hacia Chalatenango y tomar la carretera que pasa por San Rafael y llega hasta Dulce Nombre de María; posteriormente debe recorrer diversas pendientes y curvas por las montañas de Chalatenango durante 32 kilómetros hasta llegar a San Fernando, el camino es de tierra, posee tramos angostos e idealmente debe llevar vehículo de doble tracción; durante el recorrido encontrará hermosos paisajes de montañas, del rio Lempa, de bosques y diversa fauna; si desea hacer turismo ecológico lo mejor es alojarse en ese lugar, pues por lo escabroso de la calle, el recorrido debe ser lento y tarda en promedio dos horas y media.




Visite San Fernando en Chalatenango, conozca más de El Salvador y haga turismo en nuestro país.



Fuentes:

  1. Documento: Plan Invernal de Protección Civil San Fernando 2011, Dirección General de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres
  2. FISDL
  3. Pobladores del lugar

Santa Isabel Ishuatan, Sonsonate

Publicado el 2 Ee octubre Ee 2014 a las 16:10 Comments comentarios (0)



Santa Isabel Ishuatan es un municipio del departamento de Sonsonate, en la zona del Litoral del Pacifico. Está limitado al Norte por San Julián y Cuisnahuat, al este por Teotepeque, (Departamento de la Libertad), al sur por el Océano Pacífico y al oeste por Sonsonate y Cuisnahuat. De acuerdo al Censo de 2007 posee 10,241 habitantes; se encuentra a 68 Km de la capital y a 445 msnm.




Sus 95,25 km² se dividen en dos zonas: la zona urbana es de 0, 84 km², mientras que la zona rural es de 94,41 km²; en la zona rural se divide en los cantones y caseríos siguientes:

  • Acachapa: Acachapa. Montecristo, Chiquileca y El Amparo
  • Apancoyo: Apancoyo, Los Guevara, Los Menjivar, Los Espiniza, Lis Hernández y Los Carranza
  • Atiluya: Atiluya, San Luis, Mirasol, El Castillo, El Cruzado, Los Carranza y El Sitio
  • El Corozal: El Corozal, Quebrada Seca, El Níspero, Sitio La Ranchera y Sitio Los Martínez
  • El Paraíso: El Paraíso, Los Izotes, La Sabana, Cerro Blanco y Los Peña o El Litigio
  • Las Piedras: Los Espinoza, Los Tobar, Santa Fe, La Segovia, El Mango, Buena Vista y La Garduña
  • Miramar: Miramar, La Reforma, Los Tres Reyes, Los Candelarios, El Barro, El Campamento, Los Valenzuela y La Sabana; y
  • Paso de Canoas: Paso de Canoas, El Porvenir y La Florida




La principal fuente de subsistencia familiar es la agricultura, granos básicos principalmente maíz, fríjol y maicillo. Además se caracteriza por la producción de bálsamo y café, donde algunos de sus habitantes son empleados de las diferentes fincas en épocas específicas


Riegan el Municipio los ríos Acachapa, Ayacachapa, Apancoyo, Tetescaligue, El Ojushte o Ecuador, y Sunsupua; las quebradas de Atiluya, El Desagüe, El Saltillo, El Porvenir, Seca, Tapaguashusha, Los Martínez, Las Oscuranas, Peña Blanca, El Níspero, Cacho de Oro, del Metapalo y Cañón Madre Vieja.




HISTORIA DE SANTA ISABEL ISHUATAN

Orígenes y etimología

 



Este núcleo indiano es de fundación anterior a la conquista española y durante toda la colonia fue conocido con el nombre de Zapotán. En idioma náhuat, Zapotán significa "lugar de zapotes", pues proviene de zapot, zaput, zapote, y tan, sufijo locativo. Ixhuatán, en el mismo idioma, quiere decir "lugar de hojas", "el hojarascal", ya que proviene de izhuat, hoja, y la explicada desinencia de lugar, tan..

 


Época colonial

 



En 1550 tenía unos 150 habitantes. En 1698 pasó por el pueblo de Zapotán fray Mateo de San Esteban, guardián y visitador general de la Orden de San Francisco, quien inauguró y bendijo la iglesia de esta población. En 1740, según el alcalde mayor de San Salvador don Manuel de Gálvez Corral, Santa Isabel Zapotán, que con tal denominación era conocida esta población, tenía 25 indios tributarios o jefes de familia, o sea alrededor de 125 almas. Conforme los autos de visita de monseñor Pedro Cortés y Larraz, en 1770 era Zapotán pueblo anejo del curato de Guaymoco (hoy Armenia) y su población estaba representada por 167 personas distribuidas en 26 familias. En 1786 ingresó en el partido de Opico. "Pueblo de indios" lo llamaba en 1807 el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa.



Sucesos posteriores

 



El 12 de junio de 1824 quedó incluido en el distrito de Opico y departamento de San Salvador. En 1831 el agrimensor don Manuel Martínez Portillo hizo la medición de los terrenos ejidales de este pueblo, que abarcaron un área de 6 leguas cuadradas. Por Ley de 22 de mayo de 1835, el pueblo de Zapotitán (o Zapotán) quedó incorporado en el distrito de Quezaltepeque y departamento de Cuzcatlán. Volvió a ser pueblo del distrito de Opico, en el mismo departamento de Cuzcatlán, por Ley de 30 de julio de 1836. Por Decreto Ejecutivo de 30 de septiembre de 1836, el pueblo de Zapotán fue incorporado en el distrito de Izalco y departamento de Sonsonate, a los que pertenece desde entonces.




En la Ley de 8 de febrero de 1855, que divide el departamento de Sonsonate en los de este nombre y Santa Ana, se menciona el pueblo de Zapotán como municipio del primero de estos departamentos. En un informe municipal de esta población, de 6 de diciembre de 1859, aparece con el nombre de Ixhuatán y con una población de 328 almas. "Hay una escuela de primeras letras -dice ese documento y tiene doce niños, tres escribiendo, y su preceptor pagado por los fondos municipales. La población tiene ochenta casas, todas pajizas y no hay ninguna de particular que pueda llamar la atención". Afirma ese documento, que "el número de palos de bálsamo, que están dando su fruto asciende por un cálculo aproximado a 2,209, que producen en cada apiado como llaman los indígenas, 210 libras, lo que verifican cada ocho días, de suerte que en el mes son cuatro apiadas 'y resultan de libras al mes 840 libras, el que se vende a buen precio". Ningún documento explicativo del porqué del cambio de nombre, de Zapotán a Ixhuatán en el lapso de 1855 a 1859, hemos podido localizar.

 


Últimos sucesos

 



En 1890 tenía 980 habitantes. Por Ley de 25 de abril de 1898, el pueblo de Ixhuatán fue incluido en el área del distrito judicial de Armenia. A pedimento de la municipalidad de Ixhuatán y durante la administración del general Salvador Castaneda Castro, se emitió el Decreto Legislativo de 12 de noviembre de 1948, por el que se decretó que la población de Ishuatán, en el departamento de Sonsonate, se denominará oficialmente, en lo sucesivo, Santa Isabel Ishuatán.




Por Decreto 250 de la Asamblea Legislativa de fecha 12 de marzo de 1998, publicado en el Diario Oficial el 30 de marzo del mismo año, se concedió al pueblo de Santa Isabel Ishuatán el título de villa, por haber alcanzado notable progreso y contar con todos los servicios públicos necesarios para alcanzar el bienestar y el desarrollo de sus pobladores.




Las casas de Santa Isabel Ishuatán son en su mayoría de adobe y bahareque, hay varias de estilo mixto y además se conservan algunas de madera, que se supone fueron diseñadas por españoles que vivieron en dicha zona.




Las calles de Santa Isabel Ishuatán son rectas, algunas de asfalto, adoquín, empedradas o de tierra, posee un pequeño parque muy ornamentado, rodeado de dependencias gubernamentales y de su Iglesia Parroquial, celebran sus fiestas patronales del 25 al 30 de noviembre en honor a Santa Isabel; durante estas festividades suelen realizar diversas costumbres propias del lugar entre danzas y reuniones diversas.




Para llegar a Santa Isabel Ishuatán puede hacerlo en vehículo liviano tomando la carretera hacia Sonsonate, desplazarse hacia San Julián y luego tomar la carretera hacia este municipio; puede tomar la Ruta de autobuses 272 en Sonsonate si viaja por este medio de transporte. Visite Santa Isabel Ishuatán y comparta sus tradiciones y festividades.

 


Fuentes:

  1. Monografía de Santa Isabel Ixhuatán, Casa de la Cultura
  2. FISDL
  3. Diario Oficial

Cuisnahuat, Sonsonate

Publicado el 4 Ee septiembre Ee 2014 a las 16:55 Comments comentarios (1)



Cuisnahuat es un municipio localizado en el departamento de Sonsonate, ubicado a 67 Km de la capital, se encuentra limitado por los municipios San Julián, Santa Isabel Ishuatán, Caluco, y Sonsonate; de acuerdo al censo oficial de 2007 tiene una población de 12,676 habitantes; su extensión es de 73.03 km² y la cabecera tiene una altitud de 410 msnm.




Los principales ríos que atraviesan el municipio son el Río Apancoyo, Los Dos Ríos, Tazula y San Lucas; su zona urbana es muy pequeña, en su área rural se divide en los cantones Agua Shuca, Apancoyo, Coquiama, El Balsamar y San Lucas.




HISTORIA DE CUISNAHUAT

Orígenes y Etimología

 



La costa salvadoreña comprendida entre el río de Paz y las montañas de la Costa del Bálsamo era designada en los comedios de la segunda mitad del siglo XVI, según el oidor licenciado don Diego García de Palacio, con el nombre de "costa de Tonalá". Ese nombre lo recibía del pueblo yaqui o pipil precolombino de Tonalá, ubicado entre los ríos de Centzúnat (Río Grande de Sonsonate) y de Cenizas, y refiere el cronista don Francisco de Fuentes y Guzmán, en su Recordación Florida, que después del primer aparecimiento del célebre corsario inglés Sir Francis Drake en 1579, volvió a aparecer en 1586 a la altura del puerto de Acajutla y dio mucho que hacer a los colonos españoles, pues en la defensa de esta diadema de la Real Corona y vigilancia de las costas del Mar del Sur, en campañas y Funciones militares, pasaron entretenidos por espacio de ocho meses sin más novedad que la de estar Drake "arribado al puerto barlovento, unas veces apareciendo y otras faltando a la vista de los vigías y centinelas, que hacía mayor el cuidado de sobre guardar tantas costas de tierra abierta, desde el 27 de junio (de 1586) hasta el 12 de febrero del año de 1587, en que reforzándoles avisos, de ser surto en su embarcadero, y estar saltando a tierra, como de hecho salió a ella saltando en el puerto de Tonalá (llamado puerto de Mizata), y marchando hasta la hacienda [de Tonalá], que hoy (año de 1690) es de los hijos de don Antonio de Guinea y Murga, en donde apresando una mujer (cuyo nombre calla adrede el cronista por no herir susceptibilidades), dueño del sitio, rendida a la violencia del capitán pirata Francisco Draque hubo en ella un hijo (cuyo nombre igualmente calla) que a poco paso desde vida a la otra, y nos gobernando la Provincia de Sonsonate alcanzamos a conocer a (un) nieto de Draque".




En 1690, ya no existía el pueblo de Tonalá, pero sí la hacienda de igual nombre, propiedad de los hijos de don Antonio de Guinea y Murga, y en ella moraba un nieto del célebre Sir Francis Drake, de lo que se deduce que el hijo de éste y de la mujer de Tonalá no "paso desta vida a la otra" a poco tiempo, como afirma el cronista.




A fines del XVII se había destruido el pueblo de Tonalá o "'rio del sol", de tonal, sol; y a, at, agua, río; mas, ¿cuál fue la causa de su destrucción? En un informe municipal de Cuisnahuat, de 10 de diciembre de 1859, .se afirma que "según la opinión de varios antiguos, el origen de esta población proviene de haberse situado en este terreno a principios del siglo pasado (siglo XVIII) los que componían la población que existía en tierras de Tonalá, la que se perdió a causa de la inundación del Río Grande (de Sonsonate); y como no había más abrigo que el que daban las montañas y cuatro grandes (árboles) espinos se llamó a este mismo lugar el de "Cuatro Espinos", que en el expresado dialecto (náhuat) quiere decir Cuis-Nahuit, nombre que aun conserva esta misma población".




En efecto: Cuisnahuat proviene de las raíces siguientes del idioma náhuat: cuis, huitz, espino, espina; nahu, nahui, cuatro; y at, agua, río. La etimología, por lo tanto, es "río de los cuatro espinos".



 

Época colonial




Debidamente establecidos los antiguos tonalás en las montañas de la Costa del Bálsamo, bajo la protección de los cuatro árboles de espino, solicitaron con los años al Rey sus tierras ejidales o comunales, las que en 1753 fueron medidas por el agrimensor don Juan Antonio del Bosque y Arteaga.




Conforme los autos de visita del arzobispo don Pedro Cortés y Larraz, en 1770 Cuisnahuat era pueblo anejo de la parroquia de Guaymoco y tenía una población de 208 personas repartidas en 58 familias, que entre ellas hablaban el idioma náhuat, pero que al mismo tiempo hablaban y entendían el castellano.




Apunta monseñor que "antes tenían (los habitantes de Cuisnahuat) bastante utilidad en los bálsamos, que los hay en abundancia, y se llama dicha montaña (donde estaba situado el pueblo referido) la Costa del Bálsamo; pero en el día ha faltado esta utilidad enteramente, porque con haberlo adulterado los indios, ya no se hace mérito de sus bálsamos".




Fue Cuisnahuat desde su fundación pueblo de la alcaldía mayor de San Salvador y a partir de 1786 pueblo del partido de Opico en la Intendencia de San Salvador. En 1807, según el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y . Ulloa, Cuisnahuat era "Pueblo de indios... de muy corta población y sin otra industria que la de jornaleros, servicios que suministra a las haciendas de añil del contorno".



 

Sucesos posteriores

 



El 12 de junio de 1824 el pueblo de Cuisnahuat quedó incluido en el partido de Opico y departamento de San Salvador. Por Ley de 6 de abril de 1827 fue segregado de ese partido y departamento e incorporado en el partido de Izalco y departamento de Sonsonate. Por Ley de 22 de mayo de 1835 volvió a formar parte del partido de Opico, pero en el departamento de Cuzcatlán creado en esa fecha. Nuevamente, por Ley de 30 de septiembre de 1836, Cuisnahuat se incorporó en el distrito de Izalco y departamento de Sonsonate, a cuya jurisdicción ha pertenecido desde entonces.




En el precitado informe municipal, de 10 de diciembre de 1859, aparece con una población de 750 habitantes alojados en 450 casas de paja, inclusive el convento, el cabildo y la casa de escuela. Poseía esta población, además, una "iglesia cubierta de teja en estado regular", dice ese documento, agregando que "por el terreno quebrado en que está situado (el pueblo) presenta un aspecto irregular".




Hablando de la producción del bálsamo negro en jurisdicción de Cuisnahuat, dice el citado informe municipal: "Por un cálculo aproximado se cree que el número de estos árboles (de bálsamo negro) que actualmente se les saca la recina, asciende a seis mil setecientos cuarenta y cinco, sin contar con una multitud incalculable que están fuera de beneficio. Actualmente (diciembre de 1859) preparan los medios de que se valen para sacar el bálsamo y se generaliza esta extracción desde el mes de enero hasta el de mayo; aunque en el resto del año no dejan de hacer este mismo beneficio, a causa de las aguas producen muy poco los árboles.




Se ha calculado que la explotación del bálsamo en esta población produce en los cinco meses indicados, la suma de cuatro mil pesos por el valor en que actualmente se vende en la plaza de Sonsonate, de cuatro a cinco reales libra; mas es sensible indicar que esta gran producción en muy poco la aprovechan los vecinos de este pueblo, porque por desgracia son entregados y sin distinción de sexo al uso inmoderado de los licores fuertes y otros vicios".




Aun cuando la principal ocupación de los vecinos de Cuisnahuat era "el cultivo y explotación del bálsamo -agrega el mismo documento, por no haberse mejorado los medios de logrado, aun no sacan todas las ventajas de que es capaz esta producción, porque para extraer la recina tienen que mayugar una parte de la corteza del árbol, en seguida se le da fuego a esta parte lastimada hasta encayarla para pegar sobre ella, que le llaman llaga, un pedazo de cualquier lienzo o trapo al que se adhiere la misma recina, y cuando está bien empapado lo extraen por medio de la decoción; a causa de esta operación en fuerza de repetirla en distintas partes del árbol, entre poco tiempo se inutiliza y muchas veces se seca".




Hablando de las curiosidades lugareñas, el aludido informe municipal dice: "Entre los peñascos y cascadas que circunvalan esta población, hay algunas que llaman la atención del viajero: por la parte del Norte y en el punto limítrofe con las tierras de (San Julián) Cacaluta se halla a la orilla del camino un gran peñasco de una cortadura recta y de una altura como de cien varas (falla geológica), su frente forma un semicírculo o medio punto de un costado, y en tiempos de las aguas, se desploma de lo alto una pequeña vertiente que forma una caprichosa catarata, por el enlace del agua con las plantas adheridas a la peña, en la base del frente tiene una cortadura que forma una gran cueva y muy clara en donde bien pueden alojarse doscientas personas y en su centro hay una pequeña vertiente de agua que apenas correrá tres varas. En esta misma cueva pernoctan algunos pasajeros y los que se ocupan en la explotación del bálsamo, por estar al centro de la montaña que corresponde a esta población y a la de Cacaluta". En 1890 tenía 1,116 habitantes. Por Ley de 25 de abril de 1898 fue incluida esta población en el distrito judicial de Armenia.




A solicitud del diputado Guillermo Olivo en pieza de correspondencia de fecha 19 de agosto de 2014, justificada por haber alcanzado un alto nivel de desarrollo económico y local, se espera que la Asamblea Legislativa le confiera a corto plazo el título de villa al pueblo de Cuisnahuat.




Las calles de Cuisnahuat se encuentran en su mayor parte pavimentadas de asfalto, hay algunas de piedra y adoquin, muchas son curvas y hay algunas pendientes; sus casas de bahareque, algunas de madera y de sistema mixto, poseen un parque muy ornamentado, una plaza central y la fachada de su Iglesia colonial que data de 1803 y que fue derribada por los terremotos de 2001; actualmente construyen un nuevo templo;  del 19 al 28 de noviembre los habitantes de Cuisnahuat celebran sus fiestas patronales en honor de San Lucas Evangelista.




Una tradición de Cuisnahuat es el encuentro con los cumpas de Jayaque y Tepecoyo en su fiesta patronal, durante la misma los habitantes de estas ciudades caminan por veredas con sus patronos para ser recibidos en la Cueva El Estocal por San Lucas Evangelista, se trata de una peregrinación a través de veredas, de vigilias, cantos y otras manifestaciones de la fe de estos pueblos.




Para llegar a Cuisnahuat puede hacerlo viajando en la carretera a Sonsonate y tomar la calle hacia San Julián, una carretera en buenas condiciones lo dirige hacia este pueblo; otra via es desde la carretera del litoral, por cualquier lugar que acceda puede disfrutar de bellos paisajes; visite Cuisnahuat y comparta con ellos sus tradiciones.



Fuentes:

  1. Wikipedia
  2. FISDL

San Antonio Pajonal, Santa Ana

Publicado el 10 Ee agosto Ee 2014 a las 17:00 Comments comentarios (0)



San Antonio Pajonal es un municipio del departamento de Santa Ana ubicado a 88 Km de San Salvador y a 39.5 Km de la ciudad de Santa Ana, tiene una extensión territorial de 51.92 km², se encuentra limitado al norte por El Lago de Güija y la República de Guatemala, al este por Metapán, al sur por Texistepeque y al oeste por Santiago de la Frontera. La población es de 4,458 habitantes.




San Antonio Pajonal posee una zona urbana muy pequeña, en la zona rural se divide en los Cantones: El Mojón, El Tablón, La Piedrona y Los Ángeles y los Caseríos: El Mojón, Las Marías, El Tablón, La Cuesta, Linda Vista, Barranquilla, La Piedrona, Conacastillo, La Joya, Santa Gertrudis, Las Marías, Los Ángeles, Los Encuentros, Cuevitas y Las Pocitas o las Pozas.




San Antonio Pajonal cuenta con los cerros del Estoraque y el cerro Quemado, donde se pueden encontrar vestigios arqueológicos; esta villa se caracteriza por su abundante vegetación y diversos ríos, entre ellos el Cuzmapa, Quebrada El Canchón, Rio Guajoyo y parte del Lago de Guija.




En San Antonio Pajonal los productos básicos más cultivados son: patata o papa, cebolla, tomates, jocotes, granos básicos y pastos. También cuenta con crianza de ganado vacuno, porcino y crianza de aves de corral


 



HISTORIA DE SAN ANTONIO PAJONAL

Orígenes

 



Según el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa, en 1807, la hacienda de Pajonal o de San Antonio Pajonal era propiedad del señor don Isidro Menéndez, tío paterno del que con los años llegó a ser el famoso presbítero y doctor del mismo nombre. En esta hacienda se formó un insignificante caserío en los comedios del siglo XIX, que con los años llegó a ser una próspera aldea de la jurisdicción de Santiago de la Frontera, distrito de Metapán, departamento de Santa Ana.




A fines del pasado siglo esta aldea o cantón fue ocupada, en repetidas ocasiones, por tropas guatemaltecas invasoras y fue escenario de más de un hecho de armas. El alcalde municipal de Santiago de la Frontera don Mariano Menéndez, en informe municipal de 4 de octubre de 1906, "con la mayor sencillez del mundo consignó que hacía a la sazón como 4 años había asentado sus reales el Duende en el valle de San Antonio (Pajonal) y molestado a los vecinos de Cauchón durante cerca de seis meses", según refiere el doctor Santiago Ignacio Barberena.




En 1910, según este mismo autor, San Antonio Pajonal comprendía el valle de su nombre y el caserío de La Piedrona. "La parte baja de este cantón -dice- se denomina comúnmente, Cauchón".

 

 

Erección del Municipio

 



Durante la administración del general Salvador Castaneda Castro y por Decreto Legislativo de 13 de noviembre de 1945, se erigió en pueblo el cantón de San Antonio Pajonal y se dio a sus autoridades jurisdicción sobre los cantones La Piedrona y El Tablón.




San Antonio Pajonal recibió el título de Villa en Sesión Plenaria de la Asamblea Legislativa No. 98, de fecha 16 de abril de 2008.




Las calles de San Antonio Pajonal son en su mayor parte de cemento, bastante rectas con diversas pendientes; sus casas son de adobe y bahareque y muchas de estilo mixto; posee una pequeña plaza central donde se encuentran oficinas municipales y su Iglesia Parroquial; sus fiestas patronales son en honor a San Antonio de Padua y se celebran del 17 al 25 de enero.

 



Como lugares turísticos, San Atonio Pajonal posee el turicentro Paraíso Escondido, en donde puede encontrar una cancha de futbol rápido, piscinas, cafetería, baños, vestuarios, cabañas, cancha de futbol, cancha de futbol playa y kioskos; otros lugares a visitar son el cerro del Estoraque, playas del lago de Guija y el cerro Quemado.



 

Para llegar a San Antonio Pajonal puede hacerlo en vehículo liviano, el acceso es por el Desvío Paraje Galán ubicado sobre la Carretera Panamericana CA - 1, pasando por Santiago de La Frontera y luego de 4 Km llegar a dicho municipio. Visite San Antonio Pajonal en Santa Ana, haga turismo en El Salvador y comparta con nuestra gente sus fiestas y tradiciones.

 


Fuentes:

  1. Wikipedia
  2. FISDL
  3. www.observatoriolegislativo.org.sv

California, Usulutan

Publicado el 8 Ee junio Ee 2014 a las 18:00 Comments comentarios (0)



El municipio de California pertenece al departamento de Usulután, se encuentra limitado al Norte por el municipio de Santiago de María; al noreste, por los municipios de Santa Elena y Santiago de María; al este y sureste por el Municipio de Santa Elena; al sur por el Municipio de Usulután, al sur oeste, oeste y noroeste, por el municipio de Tecapán.




De acuerdo al censo oficial de 2007, California tiene una población de 2,628 habitantes, el municipio cubre un área de 24,41 km² y la cabecera tiene una altitud de 730 msnm.




En su zona urbana California se divide en los barrios El Calvario y La Parroquia, es un municipio de poco territorio que cuenta con un solo cantón llamado El Pozón. En su territorio se encuentran los cerros El Tigre y La Manito, no posee ríos.



 

HISTORIA DE CALIFORNIA, USULUTÁN

Orígenes




Los valles Los Ranchos y Trapiche Cortado, de la jurisdicción de Tecapán, se erigieron en pueblo, con el nombre de California, por Decreto Legislativo de 24 de abril de 1897 emitido durante la administración del general Rafael Antonio Gutiérrez.




'El nuevo municipio, que se incorporó en el distrito de Alegría, departamento de Usulután, tuvo como principal benefactor a don Ambrosio Canessa, de origen italiano, quien construyó la Iglesia, el Cabildo e introdujo mejoras notables en la población. En reconocimiento de sus importantes servicios a la comunidad, los hijos de California celebran anualmente, el 23 de mayo, el día de San Ambrosio.


 

Fijación de límites




Por Decreto Legislativo de 5 de junio de 1934, el límite oriente del pueblo de California fue fijado de la siguiente manera: " .. .será la quebrada de "Las Playitas", hasta su terminación; de allí sigue hacia el Oriente hasta la quebrada "La Sacatinta", en el camino que conduce de Tecapán a dicho pueblo, sirviendo de mojón la cerca de alambre de propiedad de don Vicente Gutiérrez y doña Antonia Quijada, al Norte del camino referido hasta llegar a una vuelta que hace el mismo, o sea hasta llegar a un árbol de zúngano; y luego toma rumbo Sur, sirviendo como mojón fijo las cercas que separan las propiedades "San Ambrosio" y "El Guayabal", hasta la cúspide del volcán de Usulután- California". Desde el 26 de octubre de 1948, el pueblo de California forma parte del distrito de Santiago de María.




California posee una zona urbana muy pequeña, sus calles son muy rectas, de adoquín en su mayoría, en algunas partes se pueden ver aun vestigios de calles de piedra; posee casas de madera, algunas de adobe y bahareque y muchas de estilo mixto; su Iglesia Parroquial posee estilo moderno, es llamada Parroquia La Natividad del Señor y celebran sus fiestas patronales del 15 al 25 de diciembre en honor del Niño Dios.




En California resalta su complejo deportivo con canchas de fútbol con buen estado y adecuado mantenimiento, sitio de recreación de jóvenes y adultos, donde se desarrollan diversos torneos a lo largo del año; para llegar a California puede hacerlo viajando por la carretera del litoral y desviarse antes de llegar a la ciudad de  Usulután o viajar por la carretera panamericana, llegar hasta la altura del municipio de El Triunfo y virar hacia la derecha, donde se encuentra la carretera que lo lleva a esta ciudad; puede viajar en vehículo liviano.




Visite California, conozca los municipios de El Salvador.

 


 



Fuentes:

  1. Documento: Plan deOrdenamiento y Desarrollo Territorial de Usulután. FISDL, VMVD
  2. FISDL

Arcatao, Chalatenango

Publicado el 22 Ee mayo Ee 2014 a las 17:40 Comments comentarios (0)



El municipio de Arcatao pertenece al departamento y cabecera departamental de Chalatenango, se encuentra limitando al poniente con el municipio de Nueva Trinidad, al sur-poniente con San Antonio de La Cruz, al sur con Nombre de Jesús, y tiene al oriente y norte un largo tramo de frontera con Honduras.  Arcatao se encuentra a 32 km al este de la cabecera departamental y a 135 km de San Salvador y se eleva a 1653 msnm.




Este municipio carece totalmente de planicies: es enteramente un municipio de montaña, sus cerros limítrofes El Eramón y La Cañada, son áreas naturales que deben establecerse, protegerse y regenerarse como tales. De acuerdo al Censo 2007 posee 2,946 habitantes.




Arcatao en su zona rural posee los siguientes cantones y caseríos:

  • Cerro Grande: Cerro Grande, Las Lomas, La Joya, Los López y Los Martínez
  • Eramón: Los Dubón
  • Gualcimaca: Gualcimaga
  • Las Vegas: Las Vegas
  • Los Filos: El Portillo
  • Los Sitios: Los Sitios, El Pepeto, Los Guardado, Los Rivera y Los Planes
  • Teosinte: Teosinte, Los Chavarría, Los Alas y Los Marín
  • Zazalapa: Zazalapa




Arcatao está situada en una pequeña hondonada entre varias lomas bajas por el lado de El Salvador y al pie de una cordillera montañosa hacia el norte y este, correspondiente a la República de Honduras, rodeada por varias corrientes acuíferas como son: el río Lempa y el rio Sumpul al suroeste. A su vez, un par de riachuelos que bañan y embellecen su alrededor, ellos son: el de Arcatao, afluente del Guayampoque y el Zazalapa, el primero al sudoeste y el Zazalapa a unos cuantos km al norte, ambos desembocan en el Sumpul y Lempa.




Arcatao posee una extensión territorial que era de 66.8 km² desde su fundación, hasta el año 2004, pero debido a las nuevas ordenanzas limítrofes decretadas en La Corte Internacional de Justicia [en La Haya, Holanda], ahora es de 25 km² solamente; el resto le fue adjudicado a Honduras.




HISTORIA DE ARCATAO, CHALATENANGO

Orígenes




La fundación de esta comunidad histórica se remonta a los oscuros tiempos de la época precolombina, pues ya existía como pueblo lenca en los comedios de la primera mitad del siglo XVI. El toponímico Arcatao significa literalmente, en el idioma potón hablado por sus fundadores, "la casa de la serpiente", pues proviene de arca, culebra, serpiente, sierpe; y tao, t' au, casa.



Conquista y mutación




El pueblo de Arcatao, como todos los comarcanos, era feudatario del gran cacique Lempira o "Señor de la Sierra'" (de lempa, señor; e ira, era, sierra). En tal concepto, los habitantes de esta población tomaron parte en la formidable sublevación lenca de 1537, cubriéndose de gloria sus soldados, no sólo en el prolongado sitio a la villa de San Miguel, sino también en la defensa del Congolón. Asesinado Lempira a raíz de la incalificable felonía del capitán español Alonso de Cáceres, Arcatao y todos los pueblos lencas ultralempinos fueron sometidos al real dominio.




En 1550 tenía unos mil habitantes. Hasta fines del siglo XVII ocupó la cúspide del Eramón o "sierra de los conejos" (de era, sierra; y mon, conejo), en cuyo lugar hay restos arqueológicos que atestiguan la existencia de un fuerte núcleo de población indígena. Consisten dichas ruinas en dos terrazas superpuestas, de forma cuadrilonga, de 250 y 100 M. de base, respectivamente; en un túmulo o montículo que se alza sobre la terraza superior, a manera de oratorio; y en una profusión de objetos de piedra y de cerámica.




A fines del siglo mencionado un copioso temporal aisló totalmente a los arcataenses en la cumbre de su ciudad fortaleza y para evitar la repetición de este calamitoso suceso, las autoridades españolas ordenaron la mutación de pueblo al lugar que hoy ocupa. Este paraje era conocido con el nombre lenca de Turquin, que significa literalmente: "el camino de los antepasados", ya que proviene de tur, turuwe, antepasados, antecesores; y quin, camino.



Época Colonial




En el año de 1703 se extendió al pueblo de Arcatao el título de sus tierras ejidales o comunales. En 1723 los munícipes de esta población solicitaron a la Real Audiencia de Guatemala la reposición del título de sus tierras ejidales, pues el original se quemó en un incendio que pocos áños antes destruyó totalmente a Arcatao.




El alcalde mayor de San Salvador don Manuel de Gálvez Corral, afirma que en 1740 San Bartolomé Arcatao sólo tenía 26 indios tributarios o jefes de familia, es decir alrededor de 130 almas de población. En 1770, según el arzobispo don Pedro Cortés y Larraz, este pueblo pertenecía al curato o parroquia de Chalatenango, con 71 personas repartidas en 14 familias. "Para pasar al Pueblo de Arcatao -dice el Ilmo. Arzobispo-, se ha de cruzar un río caudaloso llamado Zumpul, que corre como de oriente a norte; se pasa por un puente de bejucos". En 1786 ingresó en el partido de Chalatenango. Conforme los datos demográficos del intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa, en 1807 Arcatao tenía una población de 750 habitantes, étnicamente repartidos así: 350 indios y 400 ladinos.



Sucesos posteriores




De 1824 (12 de junio) a 1835 (22 de mayo) formó parte del departamento de San Salvador; de 1835 (22 de mayo) a 1855 (14 de febrero) del departamento de Cuzcatlán y a partir de esta última fecha ha sido municipio del departamento de Chalatenango. En 1838 el presbítero Doroteo Alegría, como propietario que era de las montañas del Caracol, constituyó un legado en favor de San Bartolomé, patrono del pueblo. En 1890 tenía 2,086 habitantes.



Título de Villa




Durante la administración de don Jorge Meléndez y por Decreto Legislativo de 17 de agosto de 1922 se elevó a la categoría de villa el pueblo de Arcatao.



Arqueología




En su jurisdicción se encuentra una roca con jeroglíficos llamada "del Fraile" .



Años 1980 a 1985




Esta población fue desolada debido a los conflictos armados, convirtiéndose así en un "Pueblo Fantasma". La mayoría de sus pobladores se fueron a refugiar a las montañas cercanas y los demás se trasladaron a Honduras o a otros pueblos de El Salvador ( El Paraíso en Chalatenango y Cara Sucia en occidente), como también a Países fuera de El Salvador, como son: Belice, México, Estados Unidos y Canadá, entre otros. Solamente dos personas lograron quedarse en Arcatao, siendo ellos: Don Juan Murcia y Doña Eva Alvarenga.




En 1992 Arcatao comenzó de nuevo a repoblarse y sus antiguos habitantes a reclamar sus viviendas que ya habían sido ocupadas por otras familias que a la vez habían sido desposeídas a consecuencia del conflicto armado de los 80's. En este mismo año, una organización proveniente de españa: "Manos Unidas" ayudó a la construcción de 126 casas que ahora conforman la Colonia "Jesús Rojas".



Turismo




Entre los lugares que puede visitar en Arcatao tenemos:

  • Río Gualsinga: río de aguas cristalinas. Orgullo para todo El Salvador, pues este es uno de los únicos que le quedan al País de agua cristalina.
  • Cerro Eramon: con una elevación de 3,077 pies sobre el nivel del mar, es un lugar que según la historia fue la cuna de la antigua "Aguacao" la que es actualmente llamada Arcatao. En este lugar hay restos arqueológicos que afirman la existencia de un núcleo de población indígena. Desde este precioso lugar y debido a su elevación, pueden observarse maravillosos paisajes, como lo son: el embalse de la Presa 5 de Noviembre, la represa del Cerrón Grande, el río Lempa, el Sumpul y los volcanes Chinchontepec, San Salvador y los del oeste como son: el Izalco, Cerro Verde y Lamatepec o de Santa Ana.
  • Cerro Las Ventanas: Elevación de 2,715 pies sobre el nivel del mar. Éste es un paraje abandonado. Su vista desde allí es impresionante ya que puede entablar contacto con la naturaleza. Desde allí se divisan vastas zonas montañosas de Honduras y de El Salvador.
  • La Cañada: lugar en el cual, durante el conflicto armado, algunos habitantes de Arcatao fueron a refugiarse. Allí se encuentran algunos vestigios dejados por ellos, como son los tatús o túneles de refugio. Algunos de estos túneles tienen capacidad hasta de 150 personas.
  • Poza La Golondrina.
  • Roca del Fraile. En la jurisdicción de Arcatao se encuentra una roca con jeroglíficos impresos, la cual para los estudiantes o profesionales de Arqueología puede ser de mucho interés, como lo es para la identificación histórica de este pueblo.




Arcatao es un pueblo eminentemente agrícola, su ubicación en la zona montañosa lo hace poseer muchas pendientes; sus casas son de adobe y bahareque, muchas de estilo mixto y varias con patrimonio cultural por su estilo antiguo; en muchas paredes hay murales artísticos que reflejan su historia; sus calles son de cemento y algunas de tierra, su plaza central se encuentra rodeada de varias casas con portales antiguos y extensos, oficinas municipales y su Iglesia Parroquial; en Arcatao, se llevan a cabo dos fiestas patronales: una el 2 de febrero en honor a  la Virgen de Candelaria y la otra el 24 de agosto, fecha en que se festeja a San Bartolomé Apostol.




Para llegar a Arcatao desde San Salvador, tome la carretera Troncal del Norte, diríjase hacia Chalatenango y antes de subir a esta ciudad, tome la carretera longitudinal por la vía de San José Las Flores, esta carretera lo conduce hacia esta villa; al momento de esta publicación, aún faltaba un tramo de pavimentar hacia Arcatao, en el segmento que lo divide de Nueva Trinidad; puede viajar en vehículo liviano, pero idealmente uno de doble tracción; si viaja en autobús tome en la Terminal de Oriente la Ruta de autobuses 125 que lo lleva hasta Chalatenango, en esta ciudad aborda la Ruta 508 que lo lleva hacia este bello lugar. Visite Arcatao, haga turismo en El Salvador.

 

 

Fuentes:

  1. FISDL
  2. villarcatao.bolgspot.com

Ozatlan, Usulutan

Publicado el 26 Ee abril Ee 2014 a las 22:25 Comments comentarios (1)



Uno de los 23 municipios del departamento de Usulután es el municipio de Ozatlán, posee un territorio de 50.22 km², el 1.37% corresponde al área urbana y el 98.63% (49.53 km²) al área rural. Limita al norte con el municipio de Tecapán, al este con el municipio de Usulután, al sur con los municipios de Usulután y Jiquilisco, y al oeste, con los municipios de San Francisco Javier y Jiquilisco; se ubica a 218 msnm, a 8,5 km al noroeste de la ciudad de Usulután y a 121 km de San Salvador.




En su zona urbana Ozatlán se divide en Barrio La Parroquia, Barrio El Calvario, Bario Candelaria y Barrio San Antonio; en su zona rural se divide en los cantones El Delirio, El Palmital, Joya del Pilar, La Breña, La Poza y Las Trancas.

 



HISTORIA DE OZATLÁN, USULUTÁN

Orígenes y etimología




Los vecinos del valle de San Buenita, de la jurisdicción de Usulután, solicitaron que se erigiera en municipio dicho poblado. La petición mencionada tuvo eco en el seno de la Legislatura de 1890, pues el valle de San Buenita reunía todas las condiciones  exigidas por la Ley para merecer el rango de pueblo. Así, durante la administración del general Francisco Menéndez y por Decreto Legislativo de 12 de marzo de 1890, el Valle de San Buenita se erigió en pueblo, con el nombre de Ozatlán.




Este cambio de nombre es un caso insólito en nuestra historia, ya que lo usual es poner a las nuevas poblaciones en una denominación exótica o bajada de la corte celestial. Ozatlán, en idioma pipilnáhuat, significa "lugar de monos", de ozat, oz (om) at, mono, cuadrumano, y tlan, desinencia del lugar. También puede significar "lugar de aguas y cuevas", de las raíces siguientes del pipilnáhuat: oz, oztoc, cueva, barranca; at, agua, río, y tlan, sufijo locativo.



Sucesos posteriores




El nuevo municipio quedó incorporado desde su fundación como pueblo del distrito de Usulután, en el departamento de igual nombre, y a partir del 8 de diciembre de 1902 sus vecinos comenzaron a beneficiarse con el servicio de agua potable, inaugurado solemnemente ese día.



Título de Villa




Durante la administración del doctor don Pío Romero Bosque y por Decreto Legislativo de 18 de abril de 1929, el pueblo de Ozatlán, que había alcanzado un alto grado de progreso moral y material y un creciente número de habitantes, fue elevado a la categoría de villa. Hay vestigios arqueológicos en su jurisdicción.

 


Hijos Predilectos




Uno de sus hijos meritísimos es el poeta Lic. René Cruz Mayorga, fundador del “Museo Lenca”, posee entre sus libros de poesía publicados: Al pie del volcán nacen los héroes, 1996; "Por los caminos de la patria", 1997; "Poemas de la montaña", 1999; "Del recuerdo a la redención", 2000; "Trigales de esperanza", 2001 y "Nido entre valles", 2004; es poseedor de varios triunfos literarios.




Ozatlán es un municipio de calles planas y rectas, posee un ornamentado parque central con mucha vegetación, alrededor varias casas con portales y diseños de estilo antiguo, sin faltar su imponente Iglesia Parroquial; celebran sus fiestas patronales del 5 al 8 de diciembre en honor de la Inmaculada Concepción; en el mes de agosto la Parroquia celebra el Festival del Maíz.




La belleza interior de su Parroquia es admirable, con su estructura de madera y numerosos detalles en su techo y columnas que conservan un toque colonial.




Muchas de las casas de Ozatlán son de bahareque y teja, aunque posee varias casas de estilo moderno y unas pocas de lámina y madera; sus calles son de cemento o adoquín; su zona rural es amplia y su gente muy amable.




Si desea conocer Ozatlán puede hacerlo viajando por la carretera panamericana, tomar la ruta hacia Santiago de María, desplazarse hacia Tecapán y luego hacia este lugar, o puede hacerlo vía carretera del litoral, muy cerca de la cabecera departamental, puede llegar en vehículo liviano; visite nuestras ciudades, haga turismo en ElSalvador.

 


 Fuentes:

  1. FISDL
  2. Documento: Plan de Ordenamiento y Desarrollo Territorial de Usulután. FISDL, VMVDU
  3. Blog Carillas y Palabras

Antiguo Cuscatlan, La Libertad

Publicado el 30 Ee marzo Ee 2014 a las 13:25 Comments comentarios (1)



El municipio de Antiguo Cuscatlán está ubicado a 8 kilómetros de San Salvador, pertenece al distrito de Nueva San Salvador, departamento de La Libertad, posee una extensión territorial de 19.50 kilómetros cuadrados y 850 msnm. Está limitada por los siguientes municipios: al Norte por San Salvador; al este, por San Salvador y San Marcos; al sur, por Nuevo Cuscatlán y al oeste, por Santa Tecla. Tiene una población de 33,698 habitantes según el censo del año 2007.




Antiguo Cuscatlán se encuentra muy urbanizado, posee varias zonas residenciales, centros comerciales y universidades; sus colonias y barrios más importantes son: Centro de Antiguo Cuscatlán, Colonia La Sultana, Residencial Madre Selva, Urbanización Jardines de Cuscatlán, Urbanización Jardines de la Hacienda, Urbanización Jardines de Merliot, Urbanización Jardines del Volcán, Urbanización Santa Elena y Zona Industrial Plan de la Laguna; en su zona rural sus cantones son El Espino, La Ceiba, La Labranza, La Puerta de la Laguna, Santa Elena y Soledad; cuentta con cuatro quebradas: El Piro, Santa Teresa, La Esmeralda y San Felipe; su cerro principal es El Caballito, situado a 1.3 kilómetros al norte del pueblo de Nuevo Cuscatlán; sirve de límite entre los municipios de Nuevo Cuscatlán y Antiguo Cuscatlán. En Antiguo Cuscatlán hay una zona ecológica conocida como El Espino y El Jardín Botánico "La Laguna" este se encuentra asentado en un viejo cráter de explosión en cuyo centro había una laguna.





HISTORIA DE ANTIGUO CUSCATLAN

Orígenes

 



A fines del siglo X de la Era Cristiana era Tecpancaltzín el soberano de Thla, capital del poderoso imperio tolteca del Anáhuac. A la corte de Tula llegaron el cacique Papaltzin y su hija la dulce princesa Xóchitl o "Flor". Estos eran portadores de dos inventos hasta la fecha desconocidos en el imperio: la chancaca y la miel prieta de maguey. Tecpancaltzín se enamoró locamente de la princesa Xóchitl y con ella hubo un bastardo: Topilzín Acxitl.




Durante sus mocedades este príncipe se ejercitó en el uso de las armas y practicó en el Culto del Día, sacerdocio que presidían Quetzalcóhuatl, dios del viento y lucero de la tarde, y Tunatiuh, el dios sol naciente. Al mismo tiempo, se instruía en el manejo de los calendarios cíclicos, en los secretos de las artes mágicas, en el conocimiento del espíritu y recta aplicación de las leyes, etc. A la muerte de su ilustre progenitor, Topilzín Acxitl recibió las insignias del poder real en medio del regocijo popular, de la aprobación del sacerdocio de la luz y del consentimiento de la nobleza, pero contra las leyes sagradas del Imperio, ya que el cetro debía de pasar a manos del primogénito legitimo del fallecido monarca.




La viuda del rey Tecpancaltzín, herida en lo más hondo de su vanidad y de su amor propio, fomentó ambiciones entre los príncipes vasallos e instó a sus hijos para que se enrolaran en el Culto de las Tinieblas, que presidía Tezcatlipoca, la luna nocturnal. No tardó mucho tiempo en que se produjera en el Imperio Tolteca, que contaba ya con cinco siglos de existencia, una sángrienta guerra civil, política y religiosa. Hacía algunos siglos que el sabio astrólogo Huémac había vaticinado que el reino de Tula se destruiría cuando gobernara un "señor de ojos azules, blanco y de rubia cabellera", pues entonces la Nación sufriría pestes, hambre, sequías, heladas y otras calamidades insuperables; y en prueba de que se cumplirían sus fatales augurios, dice la tradición que estampó su mano en la piedra como si fuera en cera derretida.




El vaticinio se cumplió religiosamente, pues Topilzín Acxitl reunía todas esas características y tan pronto como ascendió al trono imperial su país sufrió las consecuencias de un largo ciclo de plagas, de pestes, de inundaciones, de terremotos, de disturbios sociales y religiosos y de otras calamidades, que terminaron con las glorias de Tula. Finalmente, los hermanos legítimos del bastardo soberano, auxiliados por las tribus bárbaras otomíes y chichimecas del septentrión, empuñaron el estandarte de la revolución y la guerra civil se encendió. en todas latitudes. Tras largas y sangrientas batallas, en las que pereció la flor y nata de la juventud tolteca, Topilzín Acxitl recibió un extraño mensaje de Tezcatlipoca: "Idte a Huhuetlapallán, donde sale el Sol -le dijo-; a los señoríos de tus antepasados. Allí te tienen como a un Dios". Viéndose perdido y queriendo evitar mayor derramamiento de sangre, Topilzín Acxitl emprendió con lo más conspícuo de la corte y del pueblo toltecas su legendario éxodo al misterioso país oriental, a Huehuetlapallán, que las crónicas de la nación fijan en la costa del Mar del Sur, por el lago de Güija.

 

 

Fundación y etimología de Cuzcatlán

 



En su éxodo desde Tula del Anáhuac hasta la Tula del Güija, el destronado monarca fundó varias poblaciones, tales Cempoal, Cholula, Escuintla y Tecpan - Izalco, y en 1054 la ciudad de Cuzcatlán, que al decir de un antiguo cronista, fue "célebre por sus riquezas y el poderío de sus príncipes". De Cuzcatlán se dirigió el monarca emigrante al lago de Güija y en sus inmediaciones fundó el célebre santuario de Mictlán, la ciudad religiosa más importante de la América Central precolombina, y más al Norte el reino de Payaquí, cuya capital indudable fue Copán.




El nombre. de Cuzcatlán significa en idioma náhuat "el país de las preseas" o "la.ciudad-joya", pues proviene de las raíces cuzcat (en azteca o mexicano coxcatl), joya, alhaja, cuenta de collar, riqueza o presea; y tan (en mexicano o azteca tlan), lugar, país, región, ciudad, etc. Sólo las personas ignorantes o incultas escriben Cuzcatlán con "s" en la primera sílaba. El sonido de la consonante "s" no existe en el idioma náhuat.

 

 

Época de la Conquista

 



Durante 470 años (¡casi cinco siglos!) se desarrolló Cuzcatlán como el núcleo yaqui o pipil más sobresaliente del actual territorio salvadoreño. Durante esas 47 décadas -de 1054 a 1524- la ciudad creció considerablemente desde las faldas del cerro de San Jacinto (Amatepec) y Lomas de Candelaria (Tzuyatepec) hasta Santa Tecla, pero ningún dato cierto ha llegado hasta nosotros respecto a sus soberanos y a su historia prehispánica. ¡Todo ha quedado envuelto en el denso misterio de los siglos huidos! A esta ciudad llegaron por primera vez los soldados españoles que capitaneaba don Pedro de Alvarado el 17 de junio de 1524 y aquí fueron recibidos pacíficamente por el rey Atágat o Atlacatl "el Viejo".




El nombre de este soberano significa en idioma náhuat "el señor u hombre de las aguas"; pues proviene de at (en mexicano atl), agua; y tágat (en azteca tlacatl), hombre y por extensión señor. En la noche del 17 al 18 de junio, Alvarado ordenó que se masacrara a la nobleza de Cuzcatlán y se asesinara al soberano de la Nación. Este acto, vandálico e inhumano, excitó la ira y el santo coraje del pueblo cuzcatleco, y de aquel escenario de sangre y de luto surgió la figura admirable del héroe nacional pipil: Atlacatl "el Joven", quien con sus soldados se replegó a las montañas circunvecinas y desde allí presentó férrea resistencia a los rubios invasores.




En la "guerra de las montañas" el ejército español perdió once caballos y muchos indios auxiliares, y no pocos soldados iberos fueron matados o heridos gravemente en los combates, siendo inútiles todos los esfuerzos de don Pedro de Alvarado por atraer a los naturales al real servicio. "-Si queréis las armas de Cuzcatlán, venid a conquistarlas a las montañas", respondía siempre Atlacatl "el Joven" a los requerimientos de Alvarado.




Después de permancer 17 días en la metrópoli yaqui y no obstante que su propósito era pasar en ella la estación de las lluvias, Tunatiuh y su ejército tuvieron que evacuarla el 4 de julio de 1524 y retornar a Iximchée (Guatemala), capital de los cakchiqueles. Cuzcatlán quedaba invicto; Alvarado retornaba derrotado. A principios de 1525 una nueva empresa conquistadora partió de Guatemala hacia Cuzcatlán. Esta era enviada por don Pedro de Alvarado con miras a la fundación de un núcleo hispánico en estas latitudes. La capitaneaba su hermano Gonzalo de Alvarado. Este fundó la villa de San Salvador, en las inmediaciones de Cuzcatlán, alrededor del 10. de abril de 1525.




Un año más tarde la villa fue incendiada y saqueada por los aborígenes y despoblada por los españoles. Durante quince años (hasta 1539) defendieron los cuzcatlecos su libertad y su independencia, y durante ese largo período de sangrientas luchas, perecieron millares de guerreros de la Nación pipil. En 1550 la ciudad de Cuzcatlán apenas tenía unos 1,650 indios, encomendados a Pedro Núñez de Guzmán. Su población precolombina ha de haber sido de 20 a 25 mil almas.

 


Época Colonial


 

El pueblo de los Santos Inocentes de Cuzcatlán tenía en 1740, según el alcalde mayor de San Salvador don Manuel de Gálvez Corral, 43 'indios tributarios o jefes de familia (unas 215 personas) y algunos ladinos que "son soldados de las compañías de San Salvador". Sus productos: "maíz, gallinas, algodón y trigo, en corta cantidad, como es de corto el número (de habitantes) del pueblo".




Según datos del arzobispo don Pedro Cortés y Larraz, en 1770 el pueblo de Cuzcatlán era anejo de la parroquia de San Jacinto y su población estaba representada por 76 personas indígenas distribuidas en 19 familias, y 115 ladinos repartidos en 25 familias. Ingresó en el partido de San Salvador en 1786. A fines del siglo XVIII el pueblo de Cuzcatlán casi se había extinguido y en 1807, según el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez de Ulloa, era "Pueblo casi destruido con sólo 14 indios y 35 ladinos"., "Según parece -agregado fue el originario nombre de esta provincia. Posee una de las campanas regaladas por el Emperador Carlos 5°".

 

 

Época Federal

 



El municipio de Cuzcatlán se incorporó el 12 de junio de 1824 en el departamento de San Salvador y a él perteneció hasta el 28 de enero de 1835 en que quedó incluido en el Distrito Federal. Formó parte del Distrito Federal hasta el 30 de julio de 1839 y a partir de esta fecha volvió a ser municipio del departamento de San Salvador.

 


Extinción del Municipio

 



En la Ley de 18 de febrero de 1841 aparece Cuzcatlán constituyendo uno de los cantones electorales del "Distrito del Sur de San Salvador". En el Decreto Ejecutivo de 27 de junio de 1842, expedido por el Presidente del Estado licenciado Juan José Guzmán, se habla de "que la población indiana de que se componía el antiguo pueblo de Cuzcatlán ha desaparecido en su totalidad, y que en el día, su muy corto vecindario es formado de gentes de esta Capital (San Salvador), y de otros pueblos inmediatos"; y luego en el Art. 1° de esa Ley, se habla "del disuelto antiguo pueblo de Cuzcatlán", pero nada se dice de la extinción del municipio de Cuzcatlán.




En la misma Ley se decreta: que es conveniente y de utilidad pública el vender a particulares las extensas tierras ejidales del Antiguo Cuzcatlán. No se procedió muy a la ligera en este asunto, sin embargo, pues el gobierno tuvo que emitir la Ley de 24 de septiembre de 1847 ordenando que se diera cumplimiento al Decreto Ejecutivo de 27 de junio de 1842. En el Libro IV, Título 10, de la "Recopilación de las Leyes del Salvador" (1855) aparecen como pueblos del Distrito de San Salvador los municipios de Cuzcatlán y Nuevo Cuzcatlán, lo que pone en evidencia que el Decreto Ejecutivo de 27 de junio de 1842 no extinguió el municipio de Cuzcatlán "el Antiguo" sino que únicamente reconoció que había desaparecido en su totalidad la "población indiana" de ese pueblo. Aun cuando así fue, los vecinos de Antiguo Cuzcatlán creyeron que por la Ley de 1842 se había extinguido el municipio, pues en un informe municipal de esa población del 17 de noviembre de 1860 se lee: "Y ahora por su reducción ha merecido la extinción, que no ha tenido efecto, por decreto oficial del Gobierno de 27 de junio de 1842". Esa frase, "que no ha tenido efecto", está indicando que el pueblo de Antiguo Cuzcatlán nunca dejó de tener su municipalidad y gobierno local.




En noviembre de 1860 Antiguo Cuzcatlán tenía un vecindario de 217 personas alojadas en 61 casas, de las cuales 9 eran de teja y las demás de paja. A principios de este año se construyeron el cabildo, la iglesia y el convento, y se trabajaba en un nuevo cementerio. "Como población antigua -dice el informe municipal citado- ha sufrido ruinas, pues por los títulos reales que posee ésta fue la llamada "Gran Provincia de Cuzcatlán" a la que correspondían dos campanas grandes y de singular tañido que regaló la España, de las cuales existe todavía una en el campanario de la insigne Basílica del Salvador (Iglesia Catedral), que en concepto de préstamo las llevaron, según recuerdan varios de los que saben del caso".



Otros sucesos




En las proximidades del río Guayupa existían en 1860 "dos pilas obstruidas, de ladrillo, piedra y mezcla con sus ataujillas que indudablemente los antecesores formaron para trabajar tinta añil, y en la actualidad, así por estas circunstancias como por la superioridad del agua, es cómodo lavadero, tanto para éstas como para otras mujeres que concurren de diversas partes". Por aquella época, los vecinos del Antiguo Cuzcatlán se ocupaban los más "en formar sus fincas de café en grande y pequeño por la experiencia que tienen de estos terrenos calificados los más aparentes para el cultivo de este fruto". Por Ley de 28 de enero de 1865 el municipio de Antiguo Cuzcatlán se segregó del departamento y distrito de San Salvador y se incorporó en el departamento de La Libertad y en el distrito de Nueva San Salvador. En 1890 tenía 976 habitantes.



 

Investigaciones arqueológicas han demostrado que el lugar fue asiento de comunidades indígenas, revelado por restos encontrados en las proximidades de zonas residenciales de Madreselva y Santa Elena (muy cerca de donde se encuentra actualmente ubicada la Embajada de los Estados Unidos). En Antiguo Cuscatlán hay una zona ecológica conocida como El Espino y El Jardín Botánico "La Laguna" este se encuentra asentado en un viejo cráter de explosión en cuyo centro había una laguna.


 

Antiguo Cuscatlán fue segregada del departamento de San Salvador y anexada al departamento de La libertad en 1865. En su jurisdicción se encuentran dos universidades privadas, que son las que mayor campus tienen: Dr. Jose Matias Delgado y la "Jose Simeon Cañas" (UCA). En la UCA fueron asesinados los padres jesuitas durante la guerra civil.


 

Una de las festividades más grandes de Antiguo Cuscatlán se lleva a cabo el 12 de diciembre, fecha en la cual se celebra la aparición de la Virgen de Guadalupe al Indio Juan Diego, ahora Santo Juan Diego. Una festividad muy importante para el pueblo católico salvadoreño. Esta imagen estuvo originalmente ubicada en la ciudad de Santa Tecla. Desde 1961 fue designada basílica menor. Antiguo Cuscatlán es la más importante puerta de entrada a San Salvador desde el Occidente; las fiestas patronales son celebradas del 26 al 28 de diciembre en honor a los Santos Niños Inocentes.




Antiguo Cuscatlán  es una ciudad de alto auge comercial, si desea llegar a esta ciudad, puede acceder desde la Carretera Panamericana, Carretera al Puerto de La Libertad y Carretera al Aeropuerto. Las rutas de buses de Antiguo Cuscatlán son: Ruta 5-B Microbus que conecta el Parque Libertad (Centro de San Salvador) con la Calle Circunvalación de Antiguo Cuscatlán; la Ruta 27 Bus, que conecta las Terminales de San Salvador con la Colonia La Sultana de Antiguo Cuscatlán; la Ruta 34-B Bus: Inicia su recorrido en el Barrio Lourdes (Centro de San Salvador) y recorre el Boulevard Santa Elena y el Boulevard Orden de Malta de San Salvador; la Ruta 42-A Bus: En su recorrido entre el Centro de San Salvador y Santa Tecla, recorre la Colonia La Sultana; la Ruta 42-B Bus / 101-C Bus: En su recorrido entre San Salvador y Santa Tecla recorre el Centro de Antiguo Cuscatlán y la Ruta 44 Microbus: Inicia su recorrido en la Colonia Zacamil de Mejicanos y recorre la Carretera Panamericana, Colonia La Sultana, Centro de Antiguo Cuscatlán, Zona Industrial del Plan de la Laguna, Boulevard Santa Elena y Boulevard Orden de Malta.




Visite Antiguo Cuscatlán, compara con su gente sus fiestas, tradiciones, centros comerciales y de turismo, conozca mas de El Salvador.



Fuentes:

 

  1. www.proteccion civil.gob.sv. Documento: Plan Invernal 2013 Municipal de Antiguo Cuscatlan, 
  2. FISDL
  3. www.turismo.com.sv

Nueva Trinidad, Chalatenango

Publicado el 17 Ee marzo Ee 2014 a las 16:00 Comments comentarios (0)



Nueva Trinidad es una población perteneciente al Departamento de Chalatenango, ubicada aproximadamente a 19 km  al este de la Cabecera Departamental y a 549 msnm; limita al norte con la República de Honduras, al este con Arcatao, al sudeste con San Antonio de la Cruz, al sudoeste con San Isidro Labrador y San José Las Flores y al noroeste con Ojos de Agua.




Nueva Trinidad está rodeada por varios accidentes geográficos como lo son: el río Sumpul y los riachuelos: Guayampoque, Gualcinga, Pacacio y Patamera. Así también los relieves de mayor altura: Cerro El Gavilán, La Cueva del León, El Zacate, El Pintado y El Coyote. Su extensión territorial es de 46,33 km², en la zona urbana posee 2 barrios, El Centro y La Cruz; en su zona rural se divide en los siguientes Cantones y Caseríos:

  • Carasque: Carasque, Los Cruces, La Playa, Los Orellana, El Bajío, Los Alemanes, El Rosario y Las Lajitas
  • El Sitio: El Sitio y Cola de Pavo
  • Hacienda Vieja:  Los Alvarenga
  • Huizúcar: Huizucar
  • Jaguataya: Santa Lucia, Los Posos, Los Navarrete, Las Cuevas, El Papaturro y El Planeado
  • Manaquil: Manaquil y El Rincón
  • El Zacamil: Zacamil y El Zapote

 



HISTORIA DE NUEVA TRINIDAD, CHALATENANGO

Origenes

 



En la región situada más allá del río Sumpul, en el partido de Chalatenango, existían en 1807, según el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa, dos próximas aldeas de ladinos: Hoja de Sal y Manaquil. Hoja de Sal contaba con 15 "caballerías de extensión y en ellas varias familias esparcidas en otros tantos sitios. Cogen agregan añil y maíces".




Este poblado se había formado en el antiguo latifundio denominado igualmente Hoja de Sal y que en 1807 era propiedad de don Nicolás Hércules. Manaquilla describe Gutiérrez y Ulloa como "aldea de ladinos", de "temperamento cálido". "Se cultiva -agrega- añil, maíz y otros frutos". Manaquil en idioma poton significa: "huertas de tunas", pues proviene de mana, tuna, nopal, y quil, huerta, cultivo de.

 


Sucesos posteriores


 


Según versiones tradicionales, ambas aldeas se erigieron en pueblo allá por el año de 1825. Desde su fundación hasta el 22 de mayo de 1835 formaron parte del departamento de San Salvador; de 1835 (22 de mayo) a 1855 (14 de febrero) al departamento de Cuzcatlan, y a partir de esta fecha quedaron incorporadas en el departamento de Chalatenango.




En 1890 tenía Hoja de Sal 1,560 habitantes y Manaquil 680 almas de población. Se asevera que por el año de 1899, el pueblo de Hoja de Sal cambió su nombre original por el de Nueva Trinidad. Por Decreto Legislativo de 12 de mayo de 1902, emitido durante la administración del general don Tomás Regalado, se extinguió oficial mente el municipio de Manaquil y se anexó en concepto de cantón al pueblo de Nueva Trinidad.

 


Hombres ilustres

 



Nueva Trinidad es cuna del presbítero don Julio Pineda, quien recorrió como misionero remotas comarcas del centro del Africa y vino a morir después a San Salvador, por 1910.

 



Durante los años 1980 este Municipio fue zona de combate entre los dos bandos durante la Guerra Civil.

 



Este fue uno de los municipios de Chalatenango que más resultaron afectados por la guerra, su población emigró en su totalidad (a excepción del cantón Carasque) a otras partes del país o a Honduras. Algunos de ellos comenzaron a repoblar nuevamente a principios de los años 90´s. En el año de 1985 la alcaldía del municipio fue quemada en su totalidad, por lo cual se perdieron los documentos históricos que conservaban. Para el año de 2008 se estimaba que Nueva Trinidad tenía una población de 2,000 habitantes.




En el límite que divide San José Las Flores de Nueva Trinidad, se encuentra un monumento para recordar a 15 víctimas de una emboscada, quienes fueron masacrados aparentemente por miembros de la fuerza armada de El Salvador un 11 de abril de 1991, cada año los pobladores realizan un acto conmemorativo con actividades alrededor de dicho mural; posteriormente se trasladan a Arcatao para celebrar una Misa en honor a Jesús Rojas, quien era uno de los voceros en los diálogos por la búsqueda de la paz en el país.




Los pobladores mencionan otro tipo de masacres en este lugar, entre ellas la matanza de gente bajo un árbol de copinol frente a la Iglesia, adonde eran ejecutados niños, mujeres, hombres y ancianos. De 1985 a 1991 llegaron nuevos pobladores a habitar y reconstruir el Municipio.




Nueva Trinidad por estar en zona elevada presenta muchas pendientes, es un lugar de poca extension, desde su parroquia puede verse la zona montañosa que limita con Honduras; sus calles son curvas con pendientes, casi todas de cemento; posee casas de adobe, bahareque y sistema mixto; tienen un bonito parque y su Iglesia Parroquial que se encuentra en lo alto, las fiestas patronales son celebradas el 7 y 8 de diciembre y son dedicadas a la Inmaculada Concepción.




Para llegar a Nueva Trinidad debe tomar la ruta hacia Chalatenango, desviarse en la carretera longitudinal y luego tomar el desvió hacia San José Las Flores, siguiendo la misma ruta llega a esta villa. Visite Nueva Trinidad, disfrute la vista de sus paisajes, sus ríos, sus fiestas y su historia.



Fuentes:

  1. Wikipedia
  2. FISDL
  3. www.chalatenangosv.com
  4. Diario CoLatino.com

Tecapan, Usulutan

Publicado el 16 Ee febrero Ee 2014 a las 21:00 Comments comentarios (0)



Tecapán es un municipio de Usulután ubicado a 122 Km de San Salvador, su perímetro mide 30 kms, limita al Norte, con los municipios de Berlín y Alegría; al Este, con los municipios de Santiago de María y California; al Sur, con el municipio de Ozatlán y al Oeste con el municipio de San Francisco Javier. De acuerdo al censo oficial de 2007, tiene una población de 7,697 habitantes; posee un área de 48.42 km² y la cabecera una altitud de 700 msnm.

 



Los rasgos orográficos más notables son los cerros: Verde y Taburete y las lomas: Pacha y Sacatinta. Tecapán cuenta en su zona urbana con los Barrios La Parroquia y El Calvario, en su zona rural cuenta con cinco cantones, que comprenden a 11 caseríos; ellos son:

  • El Cerro Verde: Cerro Verde y Los Arenales
  • El Jícaro: El Jícaro
  • El Paso de Gualache: Paso de Gualache y San Mauricio
  • Los Chapetones: Los Chapetones, El Bongo, Mundo Nuevo, Loma Pacha y El Jobal
  • Los Horcones: La Quesera

 



HISTORIA DE TECAPAN, USULUTAN

Orígenes y etimología

 



Según asevera la tradición, el pueblo de Tecapán fue fundado el año de 1837 y en el lugar denominado Los Naranjos, por familias procedentes del pueblo de Tecapa (hoy Alegría) en tiempos que funcionó como Gobernador del departamento de San Miguel el progresista coronel colombiano don Narciso Benítez.




Esta tradición está confirmada, en parte, por los hechos de que en la Ley del 5 de marzo de 1827 no se menciona a Tecapán como pueblo del distrito o partido de Chinameca, creado en esa fecha, y en cambio figura, en febrero de 1841,como uno de los cantones electorales en que se dividió el país, conjuntamente con el valle del Gramal (hoy Santiago de María).




El nuevo pueblo entró a formar parte del distrito de Chinameca en el departamento de San Miguel. Tecapán, en idioma pipilnáhuat, significa "río o laguna de las piedras", pues proviene de tec, piedra, y apán, río, laguna.



 

Sucesos posteriores

 



Al crearse el departamento de Usulután el 22 de junio de 1865, el pueblo de Tecapán entró a formar parte de esta nueva división administrativa y, por Ley del 4 de febrero de 1867, ingresó en el distrito de Jucuapa. En 1890 tenía 3,080 habitantes. Por Decreto Legislativo de 9 de marzo de 1892, entró a formar parte del distrito de Alegría.



 

Título de Villa

 



Durante la administración del general Rafael Antonio Gutiérrez y por Ley del 28 de marzo de 1895, se otorgó el título de villa al pueblo de Tecapán. Posteriormente el municipio de Tecapán perdió los cantones de Los Ranchos y Trapiche Cortado, el 24 de abril de 1897, con los que se constituyó el pueblo de California; y los cantones de El Zapotal, El Zúngano, Los Horcones, La Peña, El Palmo, El Cabezonal, La Breña, Los Ríos y El Tablón, el 13 de julio de 1932, que entraron a formar parte del municipio de San Francisco Javier. Forma parte del distrito de Santiago de María desde el 26 de octubre de 1948.




En la actualidad Tecapán se ha desarrollado fuertemente, sus calles son de cemento, adoquines y asfalto, muy rectas y algunas con pendientes; posee un ornamentado y amplio parque rodeado de oficinas municipales y de su Iglesia Parroquial, sus fiestas patronales se celebran del 1 al 8 de diciembre en honor a la Inmaculada Concepción


 


La mayoría de viviendas están construidas de bahareque; hay tambien de adobe, ladrillo, madera y otros materíales; posee canchas de basquetbol y futbol, la primera en el parque y la segunda en las afueras de la ciudad.




Para llegar a Tecapán puede hacerlo por la Carretera Panamericana, llegar hasta el desvío al municipio El Triunfo y a la derecha subir hacia esta ciudad; otra forma de llegar es por la Carretera del Litoral, tomar la carretera a Santiago de María y luego desplazarse hacia este municipio; puede viajar en vehículo liviano y durante el trayecto disfrutar del aire fresco, sus cerros y sus arboledas. Visite Tecapán, haga turismo en El Salvador.



Fuentes:

  1. Documento: https://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:OjIHaFArhWIJ:pdf.usaid.gov/pdf_docs/PNACM214.pdf+berlin+usulutan+diagnostico+participativo&hl=es&gl=sv&pid=bl&srcid=ADGEESg0mukO-tdKQi6cqBfWIAIAlCqXa5GcjW3vTBoZ0KbSCaTj23XEyero1TnvSUbU7jmc1z3FFx9EnX7iFAVsH3twncwCyp0MxMISGJdugAe1XboxLDvLCtbQpRAUuLSCV5ri6bZJ&sig=AHIEtbQEGzVuZjSk90sJLZidfiL-0PyrNQ" target="_blank">Agua; Acceso y Gestión Uso Racional del Agua. Diagnóstico Rural Participativo con Enfoque de Género. USAID
  2. FISDL
  3. ISDEM