FOTOS Y REPORTAJES DE CIUDADES DE EL SALVADOR

Inicio

Salcoatitan, Sonsonate, Ruta de las Flores

Publicado el 12 Ee enero Ee 2011 a las 22:20



Salcoatitán es un municipio localizado en el departamento de Sonsonate, El Salvador. De acuerdo al Censo de Población y Vivienda de 2007, tiene una población de 5.484 habitantes.

 

El Municipio de Salcoatitán se encuentra a 84 Km. de la capital. Limita al Norte y Este con Juayúa, al Oeste con Santa Catarina Masahuat, al Sur con Santa Catarina Mazahuat y Nahuizalco.  Se divide en 2 cantones y 4 caseríos. El área del municipio es de 18,61 km² y su cabecera tiene una altitud de 1.040 msnm.  Su cultivo principal es el café, dadas las condiciones climatológicas que ofrece la zona. Su renglón económico está determinado por el cultivo y el beneficiado de café. 

 

 


Dentro de la historia de esta ciudad encontramos que en la segunda mitad del undécimo siglo de la Era Cristiana, a raíz del colapso del imperio Tolteca del Anáhuac, pasó por la antigua provincia de los Izalcos el anciano y venerable Topilzín Acxitl Quetzalcóhuat II.  Este fundó a su paso varias poblaciones importantes y reorganizó a los pueblos de habla náhuat existentes.

 

En las antiguas crónicas, Salcoatitán es mencionado con el nombre completo de Quetzalcoatitlán, que en idioma náhuat significa "la ciudad de Quetzalcúat".


 


En efecto, el toponímico en cuestión proviene de quetzalcúat (en azteca o mexicano quetzalcóhuatl), Dios del Viento y Lucero de la Aurora, y titan (en azteca o mexicano titlan), ciudad, sufijo locativo. De tal modo que Quetzalcuatitan era "la ciudad consagrada al culto de Quetzalcúat", "la ciudad donde se adoraba al Dios del Viento y Lucero de la Mañana".

 

Quetzalcúat en yaqui o pipil, o Quetzalcóhuatl, en azteca o mexicano significa "la serpiente con plumas de quetzal", de quetzal, nombre de un ave vernácula de Centroaméica, de bellísimo plumaje verde resplandeciente, y cúat o cóhuatl, sierpe, serpiente. 




Quetzalcúat corresponde al Kukulcan de los mayas y al Cucumatz de los quichés.

 

Epoca Colonial

En 1550 tenía unos 100 habitantes. Como "pueblo de doctrina" fue dado al Convento de San Francisco de Sonsonate en el "Repartimiento de pueblos" hecho el 15 de octubre de 1577 por el Presidente de la Real Audiencia doctor Pedro de Villalobos y el Padre Provincial de la Orden seráfica Fray Antonio de Tobar.




El 4 de julio de 1586 el padre comisario fray Alonso Ponce "llegó a otro poblecito de los mismos indios (pipiles) y Obispado (de Guatemala) y de la guardianía de Zonzonate llamado Quetzalquatitlan; saliéronle los indios a recibir con cruz y música de trompetas, y habiéndole agradecido pasó adelante".


La palabra "poblesito", usada en la "Relación Breve y Verdadera". que es la crónica seráfica que relata el viaje de fray Alonso Ponce, confirma que Quetzalcuatitán o Salcuatitán era una población indigena de escasa importancia medio siglo después de la conquista.



 

En un informe de 8 de julio de 1689 suscrito en Guatemala por los frailes Francisco de Zuaza y Francisco Vásquez, hablando de los pueblos de indios al cuidado de los religiosos de la guardianía de Sonsonate, se dice: "El otro (pueblo de doctrina) es el de San Miguel Quetzalcoatitlán, que dista del de Joayoa (Juayúa) media legua, y tres y media del de Apanheca, tiene noventa y ocho personas de confesión, todos indios, mexicanos (pipiles), sin interpoblación de gente ladina".


A principios del siglo XVIII, se domiciliaron en Salcoatitán varias familias de Jujutla y de otros pueblos costeños comarcanos, las que llegaron allí huyendo de una temible plaga de vampiros que asoló a todos los poblados de la antigua costa de Tonalá.




Quedó tan vivo ese hecho en las tradiciones lugareñas, aunque más o menos adulterado por el tiempo, que en un informe municipal de Salcoatitán de 15 de octubre de 1859 aparece que "vulgarmente se sabe (que este pueblo) lo fundó una familia de aborígenes del pueblo de Jujutla que molestados por una plaga de murciélagos, emigraron para este punto inhabitable, pues eran montañas, advocando por patrono a San Miguel Arcángel".




En el año de 1753, midió las tierras ejidales de dicho pueblo el agrimensor real don Juan Antonio del Bosque y Arteaga, y con tal motivo los naturales del pueblo de Santa Lucía Juayúa obsequiaron a los de Salcoatitán doce caballerías y cuarto de terreno, para que completaran una legua cuadrada de ejidos y los dedicaran a la agricultura.


En la época de la visita pastoral de monseñor Pedro Cortés y Larraz, año de 1770, el pueblo de Salcoatitán era anejo de la parroquia de Apaneca y tenía 100 familias indigenas con 396 personas, que hablaban el idioma náhuatl, pero que según el cura párroco presbítero Francisco Xavier de Herrera no se necesitaba para la administración eclesiástica, pues todos hablaban y entendían el castellano.




Una misión de padres Recoletos había llegado no hacía mucho tiempo a Salcoatitán y había extirpado el vicio de la bebida de la chicha y medio apagado el vicio de la concuspiscencia, según informó el mismo sacerdote a Su Señoría Ilustrísima.  La acción moralizadora de los padres Recoletos no la tomó muy en serio el señor arzobispo, pues si "medio apagaron" el fuego de la concuspiscencia, - dice - es regular que volvieron presto a encenderse del todo".




Durante toda la colonia fue municipio de la provincia de los Izalcos o alcaldía mayor de Sonsonate.


Sucesos Posteriores.

El 12 de junio de 1824 fue incluido en la nómina de pueblos del distrito y departamento de Sonsonate.

 


 

Al Este de la plaza pública comenzó a construirse, a fines del primer cuarto del siglo XIX, una hermosa y elegante iglesia de calicanto, "de teja y azotea - dice el informe municipal citado - y para edificarla se apersonaron los Presbíteros Curas Don Santiago Quijada, Don Esteban España, Don Cosme Alonzo y Don Juan Hidalgo, los que para la obra tomaran bienes de la hermandad y la que sirve en los actos religiosos a esta feligresía".


 


En el ya mencionado informe municipal de 15 de octubre de 1859 aparece Salcoatitán con 598 habitantes. "La población se compone - dice ese documento - de 144 casas pajizas y seis de teja".

 

"La población es irregular lo mismo que sus calles por haber un barranco dentro de ella, que se prolonga de Oeste a Este y otro en su arrabal en el propio camino que gira para la de Juayúa, cuyo paso ya está para cortarlo enteramente, causado por las avenidas de las aguas del invierno, cuyas lluvias son abundantes".




"A pesar de tener una iglesia, no hay Calvario;solo dos cementerios, uno que es muy reducido y cercado de palo pique en el que ya no se entierra por la intermediación al pueblo, y otro más distante que se construyó en el año de 1857 para sepultar los cadáveres del cólera (morbus), del que fue esquilmado este vecindario en tal año y en el de 1837, en el que actualmente se sepulta, pero está inseguro".



Edificio de la Alcaldía Municipal


"Frontero a la parroquia y en el cuadro de la plaza, posteriormente se ha construido un cabildo de teja proporcionado a la población y que nunca lo había habido, pero a merced de que en el año de 1856 que pasó en visita el ex - Presidente de la República Sr. Don José María San Martín (Q.E.P.D.) quien donó a la Municipalidad la suma de 25 pesos para beneficio de la construcción de la casa de escuela, se logró después, con aprobación suprema, invertir la donación en la casa consistorial y concedió licencia para tomar de los fondos municipales la cantidad necesaria para hacer la obra que ya está próxima a concluirse".




Don Francisco Salaverría llevó a Salcoatitán los cultivos de cafetos y en 1859, según el documento aludido, "se cultivaba muy bien el café del que hay varios plantíos".

 

Ultimos Sucesos.

En 1820 tenía 1,280 habitantes. Fue segregado del distrito de Sonsonate e incorporado en el distrito de Juayúa, por Decreto Legislativo de 22 de abril de 1896, e igualmente al efímero distrito judicial de Juayúa, por Ley de 7 de abril de 1897.




Después de Juayúa, el pueblo de Salcoatitán fue el que más sufrió las consecuencias del macrosismo de 6 de septiembre de 1915. El profesor don Jorge Lardé, dice de esa catastrofe lo siguiente: "Salcoatitán. Después de Juayúa, Salcoatitán es la población que más ha sufrido con el temblor. No hay casa que no haya sufrido algún daño; casi todas las paredes agrietadas y desrrepelladas con derrumbos, el Cabildo y la mayor parte de las casas quedaron seriamente dañadas; la iglesia casi arruinada y veintiséis casas en ruinas más o menos completas, algunas de las cuales cayeron por su base, resultando algunos golpeados. Las pérdidas son considerables y los cálculos que de ellas se han hecho varían de trescientos a trescientos cincuenta mil pesos. En los caminos que parten de esta población se produjeron derrumbos, principalmente en el camino que va de Juayúa, pudiéndose fijar la intensidad en el grado X (de Mercalli)".




El levantamiento campesino de enero de 1932, dejó ingratos recuerdos en el pueblo de Salcoatitán, pues el Cabildo, con todo y archivo, fue incendiado por la indiada analfabeta e insurrecta.

 

Atractivos Turísticos

Su Iglesia Colonial (blanca) data a 1824 y tiene paredes construidas de calicanto y techo de teja. Esta iglesia dedicada a San Miguel Arcángel tiene a su lado una replica (amarilla) de contrucción reciente, ya que la antigua fue afectada por los terremotos de 2001.




Esta Parroquia se ubica en la Avenida Salaverría y 2a. Avenida Norte, entre la calle central y 1a. calle Poniente. Se dice que la antigua estructura fue construída entre los años 1800 y 1870; en el remate de la fachada principal, tal como se muestra en una fotografía superior, está escrito el año 1824; posiblemente haya sido construída en dicho año.




Esta placa se encuentra al pié de la Iglesia, en el ala sur de su fachada principal, allí yacen los restos de una jóven de 20 años de edad llamada Dolores Rodríguez, quien falleció el 14 de septiembre de 1846; la placa menciona virtudes de ella que son las que probablemente le dieron el honor de ser sepultada en dicho lugar.


En una placa ubicada cerca de la iglesia es descrita como una estructura de morfología tradicional con volumétrica y detalles arquitectónicos barrocos; la fachada principal está compuesta por tres cuerpos verticales, el primero definido como nivel de desplante o zócalo, el segundo como cuerpo central o principal enmarcado por 4 pilastras de sección circular, el vano de la  puerta de acceso, el óculo son el tercer cuerpo.




Sus interiores: Planta arquitectónica basilical, de cuerpo central rectangular y ábside cuadrado saliente, posee 3 naves: la del centro más cercana y más alta que la de los laterales, cielo raso de duela machambrada con forma de pirámide truncada enmarcado por columnas de base de piedra y forte de madera. El ábside está cerrado con una bóveda, un gram marco central que sirve de marco presbiterio.




Una de las tradiciones de Salcoatitán, similares a otras ciudades de El Salvador, es celebrar su festival gastronómico, donde los fines de semana se puede disfrutar de la cultura culinaria nacional y la propia de la comunidad.

 

Se dice que cuando Salcoatitán fue invadida por una plaga de murciélagos vampiros, los pobladores, pidiéndole a San Miguel Arcángel, se libraron de ella, siendo desde entonces sus fiestas patronales celebradas el segundo domingo de noviembre en honor a San Miguel Arcángel; hay otro festejo el 29 de agosto, en honor a San Jorge. Esta ciudad forma parte de la denominada "Ruta de las Flores", recorrido turístico que abarca poblaciones de Sonsonate y Ahuachapán.




Para llegar a Salcoatitán puede tomar acceso por dos vías, uno por la Carretera Panamericana ingresando por Sonsonate y el otro es vía Santa Ana por Juayúa. En Vehículo puede realizar su viaje a través de la carretera CA-8 que de Sonsonate conduce a Ahuachapán y en transporte público puede hacerlo saliendo de San Salvador en la Ruta 205 que va hacia Sonsonate, baja en la terminal de Sonsonate y toma la ruta 249 que lo conduce hacia Ahuachapán.


Salcoatitán tiene una calle principal que es  por la que usted accede a la  ciudad que es pavimentada, en sus calles y avenidas hay superficies de piedra o adoquinadas y posee diversas casas de estilo antigua así como otras muy modernas, su clima es agradable y su gente muy amigable.




Visite Salcoatitán en Sonsonate durante su trayecto por los pueblos que componen la Ruta de las Flores, disfrute su festival gastronómico, sus atractivos, sus restaurantes, su comida típica, su gente y sus tradiciones.

 

Fuentes:

  1. Seguridad.gob
  2. Wikipedia
  3. El Salvador: Historia de sus Pueblos, Villas y Ciudades. Jorge Lardé y Larín, pág. 351 - 354
  4. Ecoexperiencias

Categorías: Viajes, Turismo, Historia

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

3 comentarios

Responder JASON
12:34 Eel 25 Ee enero Ee 2015 
alguien me haría el favor de decirme sus comidas típicas ( Salcoatitán)
Responder Luis Antonio González
14:14 Eel 28 Ee julio Ee 2013 
Muy excelente toda la información descrita de mi lindo y hermoso Salcoatitán del alma; gracias infinitas a quienes lo an hecho posible.
Un Salcoatitaneco orgulloso de ser Salcoatitaneco desde su nacimiento.
Responder anonymous
13:31 Eel 17 Ee febrero Ee 2011 
"El levantamiento campesino de enero de 1932, dejó ingratos recuerdos en el pueblo de Salcoatitán, pues el Cabildo, con todo y archivo, fue incendiado por la indiada analfabeta e insurrecta."

Me parece muy grosero de tu parte, referirte a las personas como indiada analfabeta e insurrecta, cuando la insurrección de 1932, se debió al descontento de las personas por la opresión del poder, al estado le convenía que la gente fuera analfabeta para manipularla a su antojo y es una tristeza que actualmente todavia exista el analfabetismo y la manipulación; y sigan habiendo personas que discriminen a sus propios hermanos y los traten de una manera tan despectiva, por que si eres Salvadoreño también eres indio mi hermano.