FOTOS Y REPORTAJES DE CIUDADES DE EL SALVADOR

Inicio

Tepetitan, un lugar entre cerros en San Vicente

Publicado el 4 Ee febrero Ee 2011 a las 6:30


Tepetitán es uno de los 13 municipios que forman parte del Departamento de San Vicente y se encuentra ubicado al oeste del mismo, sus límites son: al Norte por los Municipios de San Lorenzo y Santo Domingo, al Sur por los Municipios de San Vicente y Guadalupe, al Este por el Municipio de San Cayetano Istepeque y al Oeste por los Municipios de Guadalupe y Verapaz; se encuentra a 1590 msnm.




Posee una extensión territorial de 15.39 Kms2 aproximadamente, de los cuales 1.97 Kms2 corresponden al área Urbana y 13.42 Kms2 al área Rural. El municipio se divide en los barrios El Centro, San Agustín y San José (Antiguo Tepetitán) y en la zona rural en los cantones Loma Alta, Concepción de Cañas y La Virgen.


Dentro de sus actividades predominantes en la actualidad se encuentran los cultivos de caña de azúcar, granos básicos, café, pastos, cereales, frutas y hortalizas; así mismo, la crianza de ganado vacuno, aves de corral, entre otros. La comercialización de estos productos la realizan con el municipio de San Vicente principalmente, aunque actualmente debido al buen estado de las carreteras, se realiza comercio con todos los municipios vecinos.




Existen además actividades relacionadas a la pequeña industria y el comercio, entre las de la pequeña industria se encuentran talleres de carpintería, obra de banco, mecánica automotriz y sastrerías; además, en el comercio local existen tiendas, cafetines, comedores y pupuserías, entre otros.


Esta ciudad cada vez se encuentra más urbanizada y entre sus estructuras arquitectónicas posee una bella Ermita, la ciudad se encuentra en zona muy elevada, está rodeada de diversas siembras, desde el campanario de la Ermita se visualizan los paisajes de sus volcanes y sus sembrados.




Las principales elevaciones del municipio son el Volcán San Vicente o Chinchontepec, los cerros Grande y El Sobaco. El volcán de San Vicente está situado a 5.8Km. al sur de la cuidad. El municipio es irrigado por los ríos Acahuapa, Agua Caliente y El Infiernillo; y por las quebradas La Hacienda, Cachimbo, Las Pilas, La Ceiba, Los Tres Tubos, Amate Blanco y la Quebradona.


Los principales ríos son Acahuapa y Agua Caliente; el primero entra al municipio a 2.2 km al Noroeste y corre de Oeste a este, recibiendo la afluencia del río Agua Caliente y las Quebradas La Quebradona y Amate Blanco; sirve de limite municipal entre Tepetitán y San Cayetano Istepeque, su recorrido dentro del municipio es de 3 km.


Orígenes y etimología




Esta población fue fundada por indios yaquis o pipiles en la época precolombina.


En idioma náhuat, Tepetitán significa "lugar entre cerros", pues proviene de tepet, cerro; ti, entre, y tan, sufijo locativo; y en efecto la primitiva población se hallaba situada entre el Chichontepec o volcán de San Vicente y el Cerro Grande o Hueytepec.


Extinción del primitivo Tepetitán




El pueblo de Tepetitán existió originariamente en un paraje situado como a un cuarto de legua al Oeste de su anterior asiento, donde aún se descubren sus vestigios; pero se extinguió sin duda debido al mal clima.


Después de extinguido ese pueblo, en su lugar existió la hacienda denominada San Lucas Tepetitán, compuesta de 8 caballerías.




Según su título, esta hacienda se midió el 25 de noviembre de 1694 y llevó a cabo la mesura el capitán Antonio Lobato Suárez, alcalde ordinario más antiguo por Su Majestad en la villa de San Vicente de Austria, en favor de Bartolomé Jorge Fernández, natural y principal del pueblo de San Cristóbal Ixtepeque.


Hablando de la medida que se hizo, dice el título: que pasó la línea "al pie de un cerrillo a orillas del paraje en que fue el pueblo de Tepetitán, y está dicho mojón entre el Río Caliente y el río llamado Acahuapa".




El 14 de marzo de 1778 el señor Francisco Valerio de la Fuente, condueño de la hacienda de San Lucas Tepetitán y en su concepto de heredero de Melchor Jotaleón, vendió a Pedro Pérez, por la cantidad de trescientos pesos, una caballería de tierra, sin ninguna carga real, por escritura pública otorgada ante el escribano público del cabildo de San Vicente don Bernardo Feria y Guevara.


Después Pedro Pérez solicitó a don Joseph de Meza, juez subdelegado del real despacho de tierra, le midiera la caballería comprada en San Lucas Tepetitán, y éste procedió a verificado, citando previamente a los colindantes Francisco Valerio de la Fuente, Juan Pérez, Francisco Quevedo y a los naturales del pueblo de San Cristóbal Ixtepeque, quienes nombraron por su defensor al vicentino don Luis Merino.


La mesura se llevó a cabo en los días 8 y 9 de septiembre de 1784, y el día 13 del mismo mes y año, se dio posesión a Pedro Pérez de la caballería que había comprado.

 

Refundación de Tepetitán




Pacíficamente vivían en sus propiedades Pedro Pérez y su esposa Margarita Palacios cuando el barón de Carardolet, corregidor intendente de San Salvador, dispuso en 1790 agrupar en un solo pueblo a las familias indígenas y ladinas que se hallaban dispersas en los valles de Rincón Grande, Aquíquisquillo, Barrancas de Zizimico y Ostuma, sitio de Jiboa y sus lomas, comisionando para tal efecto al subdelegado de la Real Hacienda don José Santos de Imendia y al alcalde de primer voto del ayuntamiento de la villa de San Vicente don Antonio Docabo.




Ante todo, el barón de Carardolet trató con grande empeño de hallar en aquellas inmediaciones un pedazo de tierra realenga y aparente para formar el pueblo proyectado, más no hallándose ni tierras realengas ni quién franquease sitio alguno de las haciendas tituladas comarcanas, los comisionados propusieron a Pedro Pérez que franqueara la caballería de tierra que poseía en la hacienda de San Lucas Tepetitán y que se le repondría su valor en las tierras realengas situadas en las faldas del volcán Ichanmico, a 3 leguas de distancia de San Vicente.




El señor Pérez aprobó este arreglo y comunicado al barón de Carardolet, éste lo aprobó igualmente, no sólo por las dificultades que se le ofrecían para hallar sitio competente para la plantificación de dicho pueblo, sino también por ser dicho paraje de buen temperamento, utilísimo para toda especie de sementeras, frondoso, planizo, abundante en aguas y con todas las proporciones aparentes a dicho fin.




En el mismo año de 1790 se fundó el pueblo de Nuestra Señora del Rosario de Tepetitán, y el subdelegado de la Real Hacienda don José Santos de Imendia, nombró por primer alcalde al referido Pedro Pérez, "mulato muy honrado y eficaz para el efecto, de suerte que me sirvió de mucho alivio -dice- para haber puesto en planta esta población, y como quiera que dicho Pérez falleció a fines de dicho año, no se pudo poner en práctica la compensación del valor de dicha caballería, con las citadas realengas, cuya caballería se ha ocupado por los pobladores y al mismo tiempo se está fabricando en uno de los ángulos de la plaza la casa real para la recopilación y beneficio de los tabacos nombrados de Istepeque, habiéndose por este medio formado un pueblo que ciertamente ha sido ya de gran utilidad, así en beneficio de la real hacienda, como de todos los habitantes que se han recopilado en él, pues se les ha proporcionado tierras en todas sus inmediaciones para las siembras de dicho fruto" (Escrito de 23 de marzo de 1793).




En el año de 1793 se entregaron a Margarita Palacios, viuda del ex alcalde Pedro Pérez, tres caballerías de tierras realengas en Ichanmico, compuestas de cerros y barrancas escasas de aguas, que débilmente compensaban la caballería que poseían en San Lucas Tepetitán, "muy útil para todas siembras, principalmente para la de tabaco" y repasto de ganado vacuno y bestias de carga y silla.




Por esa época llegó a tal grado la producción de tabaco en la Intendencia de San Salvador, que el gobierno español pensó en sacar algún provecho de la industria y para ello la factoría donde se depositaba el producto, estancado por la ley y que estaba en San Salvador, se trasladó en 1792 a Nuestra Señora del Rosario de Tepetitán.


Desde su fundación el nuevo pueblo quedó incorporado en el partido de San Vicente. En 1807, según el corregidor intendente don Antonio Gutiérrez y Ulloa, Tepetitán era "Pueblo crecido de Ladinos, tendrá unas 1,200 almas de todas las edades y sexos". "En este pueblo -agrega- están las fábricas reales y almacenes de tabacos de la Provincia, cuyas labores hacen los naturales con toda preferencia y por el auxilio de habilitaciones de cuenta de Su Majestad.




En el partido de San Vicente, según el mismo autor, "benefician el tabaco, cuyo ramo estancado por S. M., produce en el día más de 140 pesos anuales".


Sucesos posteriores




Desde el 12 de junio de 1824 pertenece al departamento de San Vicente. Por Ley de 21 de febrero de 1835, se anexó a su jurisdicción el valle de Rincón Grande; pero por Ley de 24 de febrero de 1837 se le segregó para que sirviera de base al pueblo nuevo de Guadalupe.


Don Guillermo Dawson en 1890, dice que el pueblo de Tepetitán contaba con una población de 1,510 almas.


Don Julián Escota, en la Monografía del Departamento de San Vicente (1892) menciona a esta población con el título de villa y le asigna 1,015 habitantes.






El temporal del 7 de junio de 1934 destruyó el pueblo de Tepetitán y sus vecinos decidieron trasladarse al asiento actual, el cual ocuparon ellos desde mayo de 1935.


Actuamente se dice que las temperaturas más bajas  de Tepetitán ocurren desde el mes de septiembre al mes de enero, oscilando de 23 a 23.6 grados centígrados, siendo la más alta entre los meses de marzo a mayo, oscilando de 24.4 a 25.2 oC, siendo la temperatura promedio anual de 22.02 oC.


Para viajar a Tepetitán desde San Salvador usted puede tomar la Carretera Panamericana, desviarse en la calle hacia Verapaz en carretera asfaltada en buen estado o puede llegar a San Vicente y al iniciar la pendiente, en la esquina donde se encuentra el parque central, desviárse a la derecha, donde se encuentra la carretera que lo lleva a este municipio. El acceso de esta población, entonces, es por los Municipios de San Cayetano Istepeque y por Verapaz, sus calles son de tierra, asfalto y cemento en buen estado.




Si usted viaja desde Verapaz, en su recorrido podrá ver hermosos paisajes, los cañales en flor, la naturaleza, los vestigios de los desastres que han azotado a esta ciudad, respirará aire fresco y conocerá su campiña; al abandonar esta ciudad si se desplaza hacia la ciudad de San Vicente, llegará antes a la ciudad de San Cayetano Istepeque.


Esta ciudad posee un parque central que está rodeado de servicios como la Alcaldía Municipal, Juzgado, la Iglesia Parroquial, escuela pública y varias viviendas, su gente cosecha mucho frijol y en sus calles lo seca, aporrea y selecciona para consumo propio o para la venta al mayoreo y detalle.

 



Tepetitán posee frente al parque una bella iglesia, en su interior posee diversas imágenes antiguas; sus puertas poseen un tallado de imágenes excelente en muy buen estado, en el altar mayor poseen la imagen de Cristo crucificado y de la Virgen del Tránsito, entre otras; la iglesia posee una ffachada de corte antiguo, pero en su interior sus instalaciones son modernas, techo de duralita y paredes de cemento.


La gente de Tepetitán es muy religiosa y celebran sus Fiestas patronales del 14 al 15 de agosto, en honor de la Virgen del Tránsito, de la cual encontrará esta imagen a la entrada a la ciudad.




Su parque se encuentra en buenas condiciones, con arriates engramados, cancha de basquetbol y diversos juegos para los menores; sus calles son algunas rectas y otras curvas, hay varias pendientes y al fondo de sus calles se puede visualizar el imponente Chinchontepec.


Si usted desea comer platillos típicos, desayuno o almuerzo en el parque o en sus alrededores hay ventas diversas, su gente es amable y sencilla.


Visite esta bella ciudad de San Vicente, recorra sus calles, conozca su gente y sea turista en El Salvador.


Fuentes:

  1. Plan de Mitigación y Uso de Tierras en Tepetitán. COEM, Comisión de Mitigación
  2. Seguridad.gob
  3. FISDL
  4. Analisis de Riesgos Naturales y Propuesta de Plan Municipal de Reducción de Desastres. Francia, Rivas,Luis Quijano. 2003
  5. Guanaquin.com

 


Categorías: Turismo, Viajes, Cultura

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

1 Comment

Responder Rosa Amelia Hernandez Cerritos
16:46 Eel 4 Ee febrero Ee 2011 
Feliz de ver a mi San Vicente querido. Yo vivo en Downey, California, Estados Unidos, naci en San Salvador, pero mis padres nacieron en el Canton San Pedro y Canton San Faustino. Mi madre lleva el apellido Cerritos, debido a que sus abuelos vivian enmedio de dos cerros, y de alli le viene su apellido.

Admiro este lugar precioso de Tepetitan Gracias p or compartir.