FOTOS Y REPORTAJES DE CIUDADES DE EL SALVADOR

Inicio

Lago de Ilopango

Publicado el 23 Ee julio Ee 2012 a las 6:10



El Lago de Ilopango es un lago de origen volcánico, mide 8 x 11 km, se ubica a 440 msnm, con una superficie de 72 km² y una profundidad de 230 metros; a tan solo 16 Km de la ciudad de San Salvador. La Caldera se localiza entre los municipios de San Martín, Ilopango y Santiago Texacuangos, del departamento. de San Salvador; San Miguel Tepezontes y San Emigdio, del departamento de La Paz y Candelaria, Cojutepeque y San Pedro Perulapía, del departamento. de Cuscatlán.




Esta Caldera consiste en una depresión de 11 Km. por ocho Km. encerrada por paredes escarpadas, especialmente al lado Sur, ocupada por el lago del mismo nombre, siendo este el más extenso depósito de agua de todo el país, el cual es alimentado por los ríos Chagüite, Gualachapa, Arenal de Cujuapa, y dispone de un solo emisario que corresponde al río Jiboa. El borde de la depresión es irregular. La depresión presenta golfos y penínsulas, además de las islas volcánicas Los Patos y Cerros Quemados, formadas apenas un poco más de un siglo, en 1880.




El Origen del Lago de Ilopango




Al oriente de la ciudad de San Salvador se abisma el grandioso escenario que, a manera de anfiteratro natural, sirve de marco majestuoso a la pintoresca Laguna de Ilopango. Las playas de Asino, Apulo y Jucuapa, las penínsulas de Zacatename, Cutename y Cutaliya, las Islas de Los Patos y Cerros Quemados y otros muchos accidentes topográficos configuran este paradisíaco rincón de nuestra Patria, un día llamado a ser un complejo turístico de enormes posibilidades para la economía salvadoreña.




Respecto a los orígenes geológicos de esta hoya hidrográfica los autores nacionales y extranjeros han emitido diversas hipótesis, sintetizadas asi:

Para Jorge E. Squier (1853), en el Lago de Ilopango se reconoce "evidentemente... su origen volcánico", pues "parece haber sido un antiguo cráter" ocupante, por lo tanto, de un valle de hundimiento. Así la hipótesis del geólogo de Buch, hace décadas descartada, halló en el Lago de Ilopango un excelente ejemplo de apoyo.




Para Maxmillian von Sonnestern (1857), el Lago de Ilopango es de origen volcánico; pero en torno de este supuesto desarrolla una seudohipótesis científica sobre la formación de la laguna en la oquedad del cráter. Para Augusto Dollfus y Eugenio de Mont - Serrat (1866), el Lago de Ilopango es de orígen tectónico y fruto del taponamiento de un valle por deyecciones plutónicas, tal y cual ocurrió en la formación, dicen, de los lagos de Atitlán y Amatitlán. Para lberto Touflet (1884), el Lago de Ilopango "ha sido formado a consecuencia de uno o varios hundimientos".




Para Fernando Montessus de Ballore (1886), el Lago de Ilopango es "un gran cráter de  explosiones en medio de una masa profunda de aluviones volcánicos y cenizas sin consistencia. Para Jorge Lardé (1923), el Lago de Ilopango se formó "en un valle, a la par de plegamiento y hundimiento, constituido al mismo tiempo que del mar emergían las tierras salvadoreñas", en cuyo escenario han ocurrido posteriormente diversos fenómenos de volcanismo. Para Carlos Sapper (1925), quien admitió la hipótesis de Lardé  como la más científica, el Lago de Ilopango "se halla en el fondo de un campo de hundimiento en medio de la sierra eruptiva costanera" (sierra de plegamiento); pero, con la adición, de que en su fondo su corteza tiene un movimiento de ascenso al cual se deben las erupciones, temblores y variaciones del Ilopango".




Para Daniel Basauri (1940), el Lago de Ilopango es de origen volcánico y cree que tal vez no fue solo uno, sino que fueron dos los cráteres productores del lago, distantes entre sí varios kilómetros. Enrique Lardé (circa 1922) hizo un importante descubrimiento en el Lago de Ilopango; la existencia en la fauna lacustre de esponglarios marinos. Estos no llegaron alli a través del curso del Río Jiboa y del Desagüe, sino que emergieron con el lago del fondo de los mares y, al adaptarse al nuevo medio ecológico, se convirtieron en una de las raras especies de esponjas de agua dulce conocidas en el mundo.




Las Leyendas del Lago de Ilopango




En la antigüedad pagana, principalmente entre las naciones civilizadas de América Central, los lagos eran reputados como oráculos de suma autoridad y, en derredor de ellos,  los naturales erigían mamblas, pirámides truncadas y templos y organizaban poderosos sacerdocios para rendir culto a sus deidades y asegurar la supervivencia de sus ritos y supersticiones


 



Uno de los "lagos sagrados" era el de Ilopango, extenso y profundo, de aguas de un color azul verdoso intenso. Su nombre indígena, en lengua náhuat, es una adulteración del topónimo Shilupangu (en azteca o mexicano Xilopango) y significa "valle de los jilotes". Proviene en efecto de shilut, xilotl, jilote o mazorca de maíz con granos tiernitos, inmaduros o perleados; pan, aféresis de tenam, tenamit, pared, muralla, seto; y gu, go, desinencia locativa; el sufijo nango o pango se traduce por valle.




Xilonen o Shilunen era la deidad nahua de los jilotes  o del maíz tiernito; a ella estaba consagrada una fiesta anual, en cuya celebración los festejantes daban de comer a los pobres y sacrificaban una doncella ricamente ataviada con los ornamentos distintivos de dicha divinidad. No obstante el Lago de Ilopango está asociado intimamente con la leyenda de Xochiquetzal o "hermosísima flor", que así relató el 17 de septiembre de 1856 el abate Carlos Esteban Brasseur de Bourgbourg.




La villa de Xilopango, célebre por su templo, estaba inmediata al lago del mismo nombre, cuya etimología hace alusión a las mazorcas de maíz tierno, estaba dedicado a la diosa Xochiquetzali a quien se ofrecían las jóvenes víctimas, precipitándolas al abismo desde la cima de la roca.




En la actualidad el Lago de Ilopango es un centro turístico muy visitado por nacionales y extranjeros; se ha construído todo un centro de ambiente familiar; en el lago hay viajes en canoa o lancha hacia diversas rutas a buen precio; posee restaurantes y ventas de bocadillos diversos, hay un turicentro con piscinas para adultos y niños quienes disfrutan deslizarse en los toboganes; posee una bella torre desde donde puede divisar el imponente lago desde su parte superior, lugar donde muchas personas practican buceo y diferentes tipos de deporte acuático.




Para llegar al Lago de Ilopango debe desplazarse al cantón Apulo del municipio, por dicha ubicación mucha gente lo llama Lago de Apulo; vaya por el Boulevard del Ejército a pocos kilómetros de la ciudad, la carretera es de asfalto en buenas condiciones y puede llegar en vehículo liviano; visite el Lago de Ilopango, un bello lugar donde puede disfrutar un ambiente en familia, viajar en lancha o disfrutar un delicioso platillo típico.


 

Fuentes:

  1. Wikipedia
  2. Desastres Naturales por Actividad Vulcanológica. Ceprode.
  3. El Salvador: Inundaciones e incendios, erupciones y terremotos. Lardé y Larín, Jorge.San Salvador; 1978, Pag. 151 - 165


Categorías: Turismo, Historia, Viajes

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

2 comentarios

Responder HULDA RIVERA
11:32 Eel 8 Ee abril Ee 2014 
PRECIOSO LAGO, UN REGALO DE DIOS PARA LOS SALVADOREÑOS, PRONTO IRÉ CON MI FAMILIA
Responder karla
17:26 Eel 13 Ee febrero Ee 2014 
ola